/ lunes 27 de mayo de 2024

Baños de vapor, sitios de larga tradición

Hasta los años setenta, los baños de vapor públicos eran muy populares en todo el país

Oficinas de correos, cabinas telefónicas, cantinas y baños de vapor son algunas locaciones cercanas a la extinción en Tlaxcala. Con la modernidad, los espacios dejaron de ser populares entre recientes generaciones y hoy se enfrentan de cerca a su inevitable desaparición.

Más detalles: ➡️¿Tu credencial venció en 2023? Aún puedes acudir a votar este 2 de junio

Los baños de vapor, nombrados en todas las crónicas de nuestra ciudad, tuvieron una función social muy importante. Así lo expresó Concepción González, dueña de los legendarios baños de vapor “El Danubio” de Apizaco.

➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

Venía la familia completa; aquí teníamos desde bebés hasta adultos mayores, provenientes de Apizaco y las poblaciones circunvecinas. Este lugar tenía mucha vida desde los años treinta, recordó.

Los baños públicos, además de satisfacer la necesidad de higiene eran un espacio de socialización. Alejandro Vázquez, de ochenta años, narra que el sábado era el día más esperado para él y sus hermanos hace cinco décadas.

Incendio en los baños de vapor de Apizaco en los años 60. Cortesía / Concepción G

No dejes de leer: ➡️¿Tu apellido termina en “ez”? Esta es la historia detrás

“Nosotros vivíamos en Tzompantepec, pero una vez a la semana íbamos caminando a Apizaco para el baño, era lo normal. Ahí nos encontrábamos con amigos, familia, en fin… iban muchísimas personas de todas partes”, relató.

Era tanta la demanda en “El Danubio” que el negocio contaba con bancas de espera, donde los usuarios se sentaban pacientes a aguardar su turno para bañarse. Hoy, esas bancas ya no existen.

En la última década del siglo XIX los baños públicos enfrentaron su primer choque con la modernidad, en vista de que antes de ese tiempo la mayoría de hogares aún no contaban con regaderas. Baños públicos de la ciudad rielera como “Reforma” y “Santa Fe” cerraron sus puertas a partir de entonces. Otros se mantuvieron, pero a un costo muy alto.

Entérate: ➡️¡A seguir ahorrando! Entrega de Beca Bienestar para estudiantes no será el próximo mes, está programada para noviembre

“Teníamos una clientela cautiva”, recapituló Concepción, pues las personas estaban acostumbradas al servicio y venían porque no había de otra. Ahora solo vienen cuando tiene ganas de vapor, que es muy rara la ocasión.

La falta de clientes, la crisis de agua, los efectos derivados de la pandemia de Covid-19 y las exigencias para mantener la licencia de funcionamiento al fin alcanzaron a la familia González.

Sigue leyendo: ➡️Jorge Sánchez, un talento tlaxcalteca en las filas de BMW

“Mis hermanos y yo estamos pensando en vender el lugar para que se convierta en una plaza comercial o en alguna otra empresa porque este negocio ya es insostenible, es muy sacrificado”, lamentó la dueña de “El Danubio”.

BENEFICIOS DEL VAPOR

Te recomendamos: ➡️¿Un antojito? Refrescan con fruta congelada a ejemplares del Zoológico del Altiplano de Tlaxcala

Si alguna vez has escuchado que no hay nada como una ducha al final del día para dormir relajado, el baño de vapor es una versión más eficaz de ello, con múltiples beneficios para tu salud, en especial si padeces del sistema respiratorio.

Quienes aún visitan estos espacios terapéuticos tienen el beneficio de eliminar toxinas y favorecer las vías respiratorias; pero en la mayoría de los casos, el famoso “vaporazo” es una tradición que ya sólo queda en el recuerdo.




Oficinas de correos, cabinas telefónicas, cantinas y baños de vapor son algunas locaciones cercanas a la extinción en Tlaxcala. Con la modernidad, los espacios dejaron de ser populares entre recientes generaciones y hoy se enfrentan de cerca a su inevitable desaparición.

Más detalles: ➡️¿Tu credencial venció en 2023? Aún puedes acudir a votar este 2 de junio

Los baños de vapor, nombrados en todas las crónicas de nuestra ciudad, tuvieron una función social muy importante. Así lo expresó Concepción González, dueña de los legendarios baños de vapor “El Danubio” de Apizaco.

➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

Venía la familia completa; aquí teníamos desde bebés hasta adultos mayores, provenientes de Apizaco y las poblaciones circunvecinas. Este lugar tenía mucha vida desde los años treinta, recordó.

Los baños públicos, además de satisfacer la necesidad de higiene eran un espacio de socialización. Alejandro Vázquez, de ochenta años, narra que el sábado era el día más esperado para él y sus hermanos hace cinco décadas.

Incendio en los baños de vapor de Apizaco en los años 60. Cortesía / Concepción G

No dejes de leer: ➡️¿Tu apellido termina en “ez”? Esta es la historia detrás

“Nosotros vivíamos en Tzompantepec, pero una vez a la semana íbamos caminando a Apizaco para el baño, era lo normal. Ahí nos encontrábamos con amigos, familia, en fin… iban muchísimas personas de todas partes”, relató.

Era tanta la demanda en “El Danubio” que el negocio contaba con bancas de espera, donde los usuarios se sentaban pacientes a aguardar su turno para bañarse. Hoy, esas bancas ya no existen.

En la última década del siglo XIX los baños públicos enfrentaron su primer choque con la modernidad, en vista de que antes de ese tiempo la mayoría de hogares aún no contaban con regaderas. Baños públicos de la ciudad rielera como “Reforma” y “Santa Fe” cerraron sus puertas a partir de entonces. Otros se mantuvieron, pero a un costo muy alto.

Entérate: ➡️¡A seguir ahorrando! Entrega de Beca Bienestar para estudiantes no será el próximo mes, está programada para noviembre

“Teníamos una clientela cautiva”, recapituló Concepción, pues las personas estaban acostumbradas al servicio y venían porque no había de otra. Ahora solo vienen cuando tiene ganas de vapor, que es muy rara la ocasión.

La falta de clientes, la crisis de agua, los efectos derivados de la pandemia de Covid-19 y las exigencias para mantener la licencia de funcionamiento al fin alcanzaron a la familia González.

Sigue leyendo: ➡️Jorge Sánchez, un talento tlaxcalteca en las filas de BMW

“Mis hermanos y yo estamos pensando en vender el lugar para que se convierta en una plaza comercial o en alguna otra empresa porque este negocio ya es insostenible, es muy sacrificado”, lamentó la dueña de “El Danubio”.

BENEFICIOS DEL VAPOR

Te recomendamos: ➡️¿Un antojito? Refrescan con fruta congelada a ejemplares del Zoológico del Altiplano de Tlaxcala

Si alguna vez has escuchado que no hay nada como una ducha al final del día para dormir relajado, el baño de vapor es una versión más eficaz de ello, con múltiples beneficios para tu salud, en especial si padeces del sistema respiratorio.

Quienes aún visitan estos espacios terapéuticos tienen el beneficio de eliminar toxinas y favorecer las vías respiratorias; pero en la mayoría de los casos, el famoso “vaporazo” es una tradición que ya sólo queda en el recuerdo.




Local

Tropieza inicio de la temporada de luciérnagas por sequía; no hay suficiente presencia de estos insectos

La secretaria de Turismo expuso que hay centros de avistamiento que sí tienen luciérnagas por su nivel de humedad y abrieron sus puertas el 14 de junio

Local

Reprueban Morena, PRI y Panal reparto de regidurías por parte del ITE; coinciden en que hay disparidad

Estudian la presentación de impugnaciones por la asignación de las representaciones populares

Local

Convoca Congreso local al Premio “Miguel N. Lira 2024” al mérito periodístico

En reconocimiento a quien por su labor en el ejercicio del periodismo sea merecedor a la presea

Local

Capacita SEDIF a 800 jefas de familia que tienen en marcha proyectos productivos

Mariana Espinoza de los Monteros, presidenta honorífica del SEDIF, afirmó que les brindan herramientas que impulsen el empoderamiento

Local

Alumno tlaxcalteca clasifica a Olimpiada de Matemáticas en Singapur, pero requiere apoyo para acudir a la competencia

Noaj Lugo ganó medalla de bronce que le dio el lugar para competir en el país asiático, cursa el tercer año de secundaria en la Técnica 36 de La Joya, en el municipio de Tlaxcala