/ lunes 24 de febrero de 2020

El tequexquite está a punto de desaparecer

Campesinos de Tequexquitla sin apoyos gubernamentales están en pobreza extrema

El cultivo de tequexquite, que hasta la primera década del nuevo milenio fue el sustento de unas 80 familias, está a punto de desaparecer en el municipio de Tequexquitla.

Antes era en diciembre cuando los hombres del campo iniciaban el barbecho entre el salitre, ahora es en enero y febrero cuando se presentan las heladas; solo que el agua del cerro totolcingo se agota.

El Sol de Tlaxcala hizo un recorrido en la zona de cultivo el tequexquital y constató que la mayoría de las 40 hectáreas está en abandono.

Las fracciones de tierra están secas, con pasto y el agua de canal ha mermado por la sequía que se presenta desde hace cinco años. Solo contados labriegos se ven trabajando la tierra con la reserva de agua limpia pero con sales.

Entre las tierras barbechadas, los hombres del campo riegan los bordes con agua de manantial, en cuestión de días, con las heladas se forman los tecates de sal que se utilizan como condimento en la gastronomía tlaxcalteca.

A campesinos se les acaba el agua para cultivar tequexquite /TOMÁS BAÑOS

PERMEA POBREZA

Cornelio Merino, habitante de Mazatepec, denunció que desde que inició el nuevo gobierno de la República, no tienen apoyos al campo.

Al tiempo que trabaja la tierra con Arrocero y Zacatón, (sus caballos mal alimentados), expuso que por más que trabaja no le alcanza para alimentar a sus hijos.

Lamentó que el diputado José de la Luz Sosa pidió el voto hace dos años, pero nunca regresó: “todos son iguales ya que llegan y se olvidan de nosotros”.

Por si fuera poco, lamentó que desde noviembre del año pasado, la Secretaría del Bienestar les retiró el alimento a base de leche Liconsa para 500 familias.

TRABAJAN 30 DÍAS, POR MIL 500 PESOS

Por mil 500 pesos, cada jornalero cultiva el tequexquite durante 30 días.

Óscar González explicó que el predio de un cuarto de hectárea, produce 10 costales de 40 kilos cada que vende en 150 pesos.

Sin embargo, expuso que no tienen suficiente agua pluvial, por lo que solicitarán a la Comisión Nacional del Agua que azolve el manantial.

Aquí no tenemos ningún apoyo del Gobierno, ahora tenemos tequexquite, pero si llegara a llover, toda la cosecha se pierde, estamos en manos de Dios

Óscar González / Labriego

Continúa leyendo:

El cultivo de tequexquite, que hasta la primera década del nuevo milenio fue el sustento de unas 80 familias, está a punto de desaparecer en el municipio de Tequexquitla.

Antes era en diciembre cuando los hombres del campo iniciaban el barbecho entre el salitre, ahora es en enero y febrero cuando se presentan las heladas; solo que el agua del cerro totolcingo se agota.

El Sol de Tlaxcala hizo un recorrido en la zona de cultivo el tequexquital y constató que la mayoría de las 40 hectáreas está en abandono.

Las fracciones de tierra están secas, con pasto y el agua de canal ha mermado por la sequía que se presenta desde hace cinco años. Solo contados labriegos se ven trabajando la tierra con la reserva de agua limpia pero con sales.

Entre las tierras barbechadas, los hombres del campo riegan los bordes con agua de manantial, en cuestión de días, con las heladas se forman los tecates de sal que se utilizan como condimento en la gastronomía tlaxcalteca.

A campesinos se les acaba el agua para cultivar tequexquite /TOMÁS BAÑOS

PERMEA POBREZA

Cornelio Merino, habitante de Mazatepec, denunció que desde que inició el nuevo gobierno de la República, no tienen apoyos al campo.

Al tiempo que trabaja la tierra con Arrocero y Zacatón, (sus caballos mal alimentados), expuso que por más que trabaja no le alcanza para alimentar a sus hijos.

Lamentó que el diputado José de la Luz Sosa pidió el voto hace dos años, pero nunca regresó: “todos son iguales ya que llegan y se olvidan de nosotros”.

Por si fuera poco, lamentó que desde noviembre del año pasado, la Secretaría del Bienestar les retiró el alimento a base de leche Liconsa para 500 familias.

TRABAJAN 30 DÍAS, POR MIL 500 PESOS

Por mil 500 pesos, cada jornalero cultiva el tequexquite durante 30 días.

Óscar González explicó que el predio de un cuarto de hectárea, produce 10 costales de 40 kilos cada que vende en 150 pesos.

Sin embargo, expuso que no tienen suficiente agua pluvial, por lo que solicitarán a la Comisión Nacional del Agua que azolve el manantial.

Aquí no tenemos ningún apoyo del Gobierno, ahora tenemos tequexquite, pero si llegara a llover, toda la cosecha se pierde, estamos en manos de Dios

Óscar González / Labriego

Continúa leyendo:

New Articles

Trágico accidente: mueren tres personas en choque entre tráiler y un autobús, en el Arco Norte

Las víctimas quedaron prensadas y al momento permanecen en calidad de desconocidas

Doble Vía

Luna de Maíz: Cuándo y dónde ver la última luna llena del verano boreal

Este maravilloso evento astronómico anuncia la llegada del Otoño

Local

Casos de violencia de género serán prioridad: PGJE

La procuradora Ernestina Carro Roldán recibió a una comisión de personas defensoras de los derechos de las mujeres

New Articles

Trágico accidente: mueren tres personas en choque entre tráiler y un autobús, en el Arco Norte

Las víctimas quedaron prensadas y al momento permanecen en calidad de desconocidas

Sociedad

Disminuyen los migrantes haitianos en Tapachula y otro grupo deja Tamaulipas

Según el Centro de Dignificación Humana han salido 12 mil migrantes haitianos

Sociedad

Baja la participación de mujeres en puestos de tecnología en México

Las mujeres que se desarrollan en el sector tecnológico reciben 30% menos de salario que un compañero varón de la misma profesión.

Doble Vía

Luna de Maíz: Cuándo y dónde ver la última luna llena del verano boreal

Este maravilloso evento astronómico anuncia la llegada del Otoño

Política

Plenaria de CELAC fue positiva pese a diferencias: AMLO

La presencia de Díaz-Canel y Maduro este fin de semana en la plenaria donde México fue anfitrión, generó severas críticas en contra del presidente López Obrador

Sociedad

Amparo permite a migrantes llegar a Mexicali desde Tapachula

La familia, de origen hondureño, logró llegar a la ciudad de Mexicali gracias a un juicio de amparo promovido por activistas en Tapachula