/ viernes 15 de abril de 2022

Pueblo de Tlaxcala expresa sentir y vivencias por Covid-19

El Obispo Julio César Salcedo Aquino dejó la meditación de las Siete Palabras a cargo de la feligresía

La proclamación de la Palabra de Dios no es para recordar ese suceso que se dio hace cerca de dos mil años, sino que es para reflexionar y aplicar esas expresiones en la vida diaria, dijo el Obispo de la Diócesis de Tlaxcala, Julio César Salcedo Aquino.

En el atrio de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, en la capital del estado, decenas de fieles meditaron las últimas palabras de Jesús en la cruz, pero en esta ocasión no las dijo el Obispo, sino que fue el pueblo de Tlaxcala.

No te pierdas: ➡️ Conoce los templos y edificios que son riqueza monumental de Tlaxcala

Damos gracias a Dios porque después de dos años podemos contemplar la Palabra de Jesús, pues en ese lapso no había sido posible hacer esas expresiones de piedad y fe, pero hoy retomamos este caminar, expresó durante la celebración del Viernes Santo.

Foto: Karla Muñetón | El Sol de Tlaxcala

Así, el Obispo Julio César Salcedo Aquino dejó las Siete Palabras a cargo de la feligresía, que a través de ese mismo número de historias, personas y familias compartieron su experiencia a lo largo de dos años de la pandemia por Covid-19.

La primera estuvo a cargo de un enfermera del Hospital de Apizaco quien vivió el dolor, la angustia y el miedo, tanto de sus pacientes, como de sus familiares.

Ahí, habló de su experiencia con esa enfermedad y de como vio personas que perdieron la batalla prácticamente en soledad, para evitar cualquier propagación del virus.

Contó que fue una de las miles de personas que contrajo ese virus, y que se encomendó a Dios para librar la enfermedad.

En la segunda Palabra habló Guillermina Morales Juárez, ama de casa, quien testificó las consecuencias de la pandemia en la sociedad.

No dejes de leer: ➡️ Conoce "Jalneneltitlan", sitio para disfrutar la Naturaleza en Tizatlán, Tlaxcala

Relató los estragos económicos que la pandemia causó al no poder salir a trabajar, pero, sobre todo, lamentó haber visto la muerte de personas, de familiares, amigos y conocidos.

Rosy Sánchez, directora de Comunicación Social de la Diócesis, quien tuvo la responsabilidad de hacer llegar la palabra de Dios durante emergencia sanitaria a los hogares de la entidad, fue la encargada de la tercera Palabra.

Foto: Karla Muñetón | El Sol de Tlaxcala

Platicó la experiencia del contagio que vivió su familia y de ofrecer su enfermedad a cambió de la salud de su mamá quien perdió la vida y fue sepultada el Día de las Madres del año pasado.

La cuarta Palabra fue por parte del padre Juan Carlos, vicario de la parroquia de San José Tlaxcala, originario de Tlaxco, quien también padeció la enfermedad.

Lee también: ➡️Destina UATx 80 % de presupuesto a salarios; recibió 844 millones de pesos

El sacerdote señaló que contrajo el virus, que su salud fue mermando poco a poco y cómo incluso pensó que el Señor lo había abandonado, por lo que reconoció que su fe se quebrantó.

Recordó que un día, desde la ventana de su habitación en la que estuvo confinado, se despidió de sus padres y hermanos al considerar que no sobreviviría, pero no fue así.

Foto: Karla Muñetón | El Sol de Tlaxcala

La familia Vázquez Hernández, en el turno de la quinta Palabra, compartió su experiencia de colaborar para sanar a las personas.

Los integrantes de la familia platicaron que con la ayuda de sus trabajadores trasladaron a decenas de pacientes contagiados con un médico de confianza para ellos, y quien encomendaba su trabajo a Dios.

Más información: ➡️ Partículas ambientales en Tlaxcala no amenazan salud humana

Frente a los feligreses destacaron que de todas las personas que llevaron solo una persona falleció y que ningún integrante de su familia se contagió.

Foto: Karla Muñetón | El Sol de Tlaxcala

La sexta Palabra estuvo a cargo de Antonia, una enfermera que al inicio de la pandemia tuvo muchas dificultades en su comunidad en donde fue discriminada por trabajar en el Hospital General de Nativitas (reconvertido para atender pacientes con Covid-19), pero que después, al ser una persona que atendió a muchos enfermos, se convirtió en el contacto entre pacientes y familiares.

Relató todo el proceso que vivió durante la pandemia, que lo más duro fue en la segunda ola por Covid-19 cuando no había camas y las personas seguían enfermando y otras perdían la vida pese a todos los esfuerzos médicos.

También contó cómo, anteponiendo la fe en Dios, ayudó a las personas enfermas, les otorgó consultas y hasta intervino para que pudieran conseguir medicamentos que mejoraran su salud.

Te puede interesar: ➡️ Busca IMSS-Bienestar mejorar salud pública de Tlaxcala

Finalmente, la señora Areli al tener la oportunidad de meditar la séptima Palabra, señaló que a consecuencia de la pandemia retrasó varios meses la fecha de su matrimonio que fue concretado en marzo de 2021 y que ahora es mamá de un bebé de un mes de nacido.

Sin embargo, relató que el final de su embarazo lo vivió contagiada de esa enfermedad, pero dijo que se encomendó a Dios y a su voluntad y que todo salió bien.

Continúa leyendo ⬇️

La proclamación de la Palabra de Dios no es para recordar ese suceso que se dio hace cerca de dos mil años, sino que es para reflexionar y aplicar esas expresiones en la vida diaria, dijo el Obispo de la Diócesis de Tlaxcala, Julio César Salcedo Aquino.

En el atrio de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, en la capital del estado, decenas de fieles meditaron las últimas palabras de Jesús en la cruz, pero en esta ocasión no las dijo el Obispo, sino que fue el pueblo de Tlaxcala.

No te pierdas: ➡️ Conoce los templos y edificios que son riqueza monumental de Tlaxcala

Damos gracias a Dios porque después de dos años podemos contemplar la Palabra de Jesús, pues en ese lapso no había sido posible hacer esas expresiones de piedad y fe, pero hoy retomamos este caminar, expresó durante la celebración del Viernes Santo.

Foto: Karla Muñetón | El Sol de Tlaxcala

Así, el Obispo Julio César Salcedo Aquino dejó las Siete Palabras a cargo de la feligresía, que a través de ese mismo número de historias, personas y familias compartieron su experiencia a lo largo de dos años de la pandemia por Covid-19.

La primera estuvo a cargo de un enfermera del Hospital de Apizaco quien vivió el dolor, la angustia y el miedo, tanto de sus pacientes, como de sus familiares.

Ahí, habló de su experiencia con esa enfermedad y de como vio personas que perdieron la batalla prácticamente en soledad, para evitar cualquier propagación del virus.

Contó que fue una de las miles de personas que contrajo ese virus, y que se encomendó a Dios para librar la enfermedad.

En la segunda Palabra habló Guillermina Morales Juárez, ama de casa, quien testificó las consecuencias de la pandemia en la sociedad.

No dejes de leer: ➡️ Conoce "Jalneneltitlan", sitio para disfrutar la Naturaleza en Tizatlán, Tlaxcala

Relató los estragos económicos que la pandemia causó al no poder salir a trabajar, pero, sobre todo, lamentó haber visto la muerte de personas, de familiares, amigos y conocidos.

Rosy Sánchez, directora de Comunicación Social de la Diócesis, quien tuvo la responsabilidad de hacer llegar la palabra de Dios durante emergencia sanitaria a los hogares de la entidad, fue la encargada de la tercera Palabra.

Foto: Karla Muñetón | El Sol de Tlaxcala

Platicó la experiencia del contagio que vivió su familia y de ofrecer su enfermedad a cambió de la salud de su mamá quien perdió la vida y fue sepultada el Día de las Madres del año pasado.

La cuarta Palabra fue por parte del padre Juan Carlos, vicario de la parroquia de San José Tlaxcala, originario de Tlaxco, quien también padeció la enfermedad.

Lee también: ➡️Destina UATx 80 % de presupuesto a salarios; recibió 844 millones de pesos

El sacerdote señaló que contrajo el virus, que su salud fue mermando poco a poco y cómo incluso pensó que el Señor lo había abandonado, por lo que reconoció que su fe se quebrantó.

Recordó que un día, desde la ventana de su habitación en la que estuvo confinado, se despidió de sus padres y hermanos al considerar que no sobreviviría, pero no fue así.

Foto: Karla Muñetón | El Sol de Tlaxcala

La familia Vázquez Hernández, en el turno de la quinta Palabra, compartió su experiencia de colaborar para sanar a las personas.

Los integrantes de la familia platicaron que con la ayuda de sus trabajadores trasladaron a decenas de pacientes contagiados con un médico de confianza para ellos, y quien encomendaba su trabajo a Dios.

Más información: ➡️ Partículas ambientales en Tlaxcala no amenazan salud humana

Frente a los feligreses destacaron que de todas las personas que llevaron solo una persona falleció y que ningún integrante de su familia se contagió.

Foto: Karla Muñetón | El Sol de Tlaxcala

La sexta Palabra estuvo a cargo de Antonia, una enfermera que al inicio de la pandemia tuvo muchas dificultades en su comunidad en donde fue discriminada por trabajar en el Hospital General de Nativitas (reconvertido para atender pacientes con Covid-19), pero que después, al ser una persona que atendió a muchos enfermos, se convirtió en el contacto entre pacientes y familiares.

Relató todo el proceso que vivió durante la pandemia, que lo más duro fue en la segunda ola por Covid-19 cuando no había camas y las personas seguían enfermando y otras perdían la vida pese a todos los esfuerzos médicos.

También contó cómo, anteponiendo la fe en Dios, ayudó a las personas enfermas, les otorgó consultas y hasta intervino para que pudieran conseguir medicamentos que mejoraran su salud.

Te puede interesar: ➡️ Busca IMSS-Bienestar mejorar salud pública de Tlaxcala

Finalmente, la señora Areli al tener la oportunidad de meditar la séptima Palabra, señaló que a consecuencia de la pandemia retrasó varios meses la fecha de su matrimonio que fue concretado en marzo de 2021 y que ahora es mamá de un bebé de un mes de nacido.

Sin embargo, relató que el final de su embarazo lo vivió contagiada de esa enfermedad, pero dijo que se encomendó a Dios y a su voluntad y que todo salió bien.

Continúa leyendo ⬇️

Local

Llega caravana de salud al Instituto Tlaxcalteca para la Educación de los Adultos

A través del Sector Salud, brindan pláticas para la detención de diabetes, hipertensión y obesidad entre trabajadores del Instituto, así como acciones de vacunación

Deportes

Atletismo tlaxcalteca llega a 5 medallas en los Nacionales Conade 2024

Tlaxcala se ubica provisionalmente en el lugar 34 del medallero de los Nacionales Conade

Municipios

Nuevo madruguete lleva a Javier Hernández a asumir la alcaldía de Zacatelco

La tarde noche de este sábado, en sesión extraordinaria de cabildo, 10 de 15 integrantes del cuerpo edilicio votaron para que el primer regidor asuma la presidencia municipal

Local

Por primera vez en la historia de Tlaxcala, ocuparán mujeres mayoría de regidurías en ayuntamientos

Los representantes de los partidos políticos ante el ITE criticaron que ahora existe desequilibrio de género

Local

Investigadores estudian comunicación de humanos con perros de rescate

Es posible conocer cuando un can está triste, alegre, en estado alerta o enojado, pero también permite identificar entrenamiento y servicio a desempeñar: investigadores

Local

Padres de familia son guías que fortalecen hogares, asegura vocero de la Diócesis de Tlaxcala

El párroco Ranulfo Rojas Bretón afirmó que los padres fortalecen la crianza y personalidad de los hijos; progenitores festejan su día