/ jueves 25 de agosto de 2022

Lo que tienes que saber sobre “los medidores” del tepozán

Estas orugas son nativas de Tlaxcala y luego de su metamorfosis se convierten en importantes polinizadoras 

Las abuelitas dicen que pararse debajo del tepozán es peligroso porque sus gusanitos te miden y ya no creces. Esos gusanitos que protagonizan la creencia popular son los Acronyctodes mexicanaria, un tipo de oruga muy delgada color verde o amarillo con negro conocida comúnmente como medidor u oruga de tepozán. Es en este árbol nativo de Tlaxcala es donde pasan la mayor parte de su vida alimentándose de las hojas duras y rugosas que componen su follaje.

Los medidores forman parte de la familia geométridos monófagos, aquellos que consumen un solo tipo de alimento, y habitan gran parte del Valle de México. Dado que pasan casi un mes en estado “pupa”, es decir, como oruga, pueden dañar gravemente o incluso destruir árboles y cultivos si se reproducen en demasía.

No te pierdas:➡️Supergusanos ayudarían a reciclar

Una de las peculiaridades de este tipo de orugas es que no tienen patas en la parte central de su cuerpo, se asemejan a ramas pequeñas o pedúnculos foliares, por lo que se mueven de forma característica, desplazándose milímetro a milímetro o formando rizos, al extender la parte delantera del cuerpo y arquear la parte trasera para juntarla con aquella, algo así como si estuvieran “midiendo”.

Los medidores forman parte de la familia geométridos monófagos, aquellos que consumen un solo tipo de alimento. Cortesía | Pixabay

Luego de su metamorfosis se convierte en una polilla café grisácea que tiene el papel de una importante polinizadora de las flores del tepozán y la flora endémica que los rodea, de acuerdo con el libro “Mariposas Nocturnas del Valle de México”. En ese sentido, tener una relación armónica con los medidores es esencial como parte del cuidado a la biodiversidad.

Entérate:➡️En riesgo de desaparecer, gusano blanco de maguey en Nanacamilpa

Esta oruga es la que mide cosas: el pico del tucán, el cuello de la garza, la cola del pavorreal y hasta la canción de ruiseñor. Afortunadamente, estos animales no son tan peligrosos como los azotadores. Hasta hace algunos años, los niños jugaban carreras con ellos o los colocaban en sus extremidades para hacerlos competir como dice la canción: “gusanito medidor, dime cuánto mido yo. Mídeme desde el zapato, por la pierna y por el brazo”.

LEE MÁS: ⬇️

Las abuelitas dicen que pararse debajo del tepozán es peligroso porque sus gusanitos te miden y ya no creces. Esos gusanitos que protagonizan la creencia popular son los Acronyctodes mexicanaria, un tipo de oruga muy delgada color verde o amarillo con negro conocida comúnmente como medidor u oruga de tepozán. Es en este árbol nativo de Tlaxcala es donde pasan la mayor parte de su vida alimentándose de las hojas duras y rugosas que componen su follaje.

Los medidores forman parte de la familia geométridos monófagos, aquellos que consumen un solo tipo de alimento, y habitan gran parte del Valle de México. Dado que pasan casi un mes en estado “pupa”, es decir, como oruga, pueden dañar gravemente o incluso destruir árboles y cultivos si se reproducen en demasía.

No te pierdas:➡️Supergusanos ayudarían a reciclar

Una de las peculiaridades de este tipo de orugas es que no tienen patas en la parte central de su cuerpo, se asemejan a ramas pequeñas o pedúnculos foliares, por lo que se mueven de forma característica, desplazándose milímetro a milímetro o formando rizos, al extender la parte delantera del cuerpo y arquear la parte trasera para juntarla con aquella, algo así como si estuvieran “midiendo”.

Los medidores forman parte de la familia geométridos monófagos, aquellos que consumen un solo tipo de alimento. Cortesía | Pixabay

Luego de su metamorfosis se convierte en una polilla café grisácea que tiene el papel de una importante polinizadora de las flores del tepozán y la flora endémica que los rodea, de acuerdo con el libro “Mariposas Nocturnas del Valle de México”. En ese sentido, tener una relación armónica con los medidores es esencial como parte del cuidado a la biodiversidad.

Entérate:➡️En riesgo de desaparecer, gusano blanco de maguey en Nanacamilpa

Esta oruga es la que mide cosas: el pico del tucán, el cuello de la garza, la cola del pavorreal y hasta la canción de ruiseñor. Afortunadamente, estos animales no son tan peligrosos como los azotadores. Hasta hace algunos años, los niños jugaban carreras con ellos o los colocaban en sus extremidades para hacerlos competir como dice la canción: “gusanito medidor, dime cuánto mido yo. Mídeme desde el zapato, por la pierna y por el brazo”.

LEE MÁS: ⬇️

Local

Alertan en Tlaxcala sobre falsas ofertas laborales en Canadá a través de redes sociales

Señaló que el SNET solo difunde sus ofertas a través de sus canales oficiales, por lo que pide no dejarse engañar

Doble Vía

¡Qué bonito! Conoce el nuevo diseño que portarán los huehues de Chiautempan en el Carnaval 2025

El gazné de los danzantes de la Camada Lucero será bordado con la obra “Tlaxcala 500 años” que reúne elementos que dan identidad al estado, un trabajo de la ilustradora Sareki López

Local

Ofrece Tribunal Electoral de Tlaxcala parcialidad en sus decisiones

El organismo autónomo puso en duda la integridad de sus determinaciones a través de una publicación en sus redes sociales

Local

Alto interés mostraron aspirantes para contestar la evaluación diagnóstica para ingresar a preparatorias de Tlaxcala

Cifras oficiales reportaron que más de 18 mil aspirantes acudieron a la prueba en los diversos subsistemas educativos, solo el Cobat aplicó el examen en modalidad virtual

Municipios

Ayuntamiento de Chiautempan recomienda medidas ante lluvias fuertes

Una de las recomendaciones es evitar transitar por vías con encharcamientos o inundadas

Local

Invita SMA a participar en el proyecto “Conservación y Uso Sostenible en Montañas y Sierras”

Dicha convocatoria deriva del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza A.C. y está dirigida a Organizaciones Legalmente Constituidas