/ martes 11 de julio de 2023

[Video] Memoria de papel | El incendio que dejó tres infantes muertos

Después de tres lustros, solo queda una capilla de aquel sábado negro en San Juan Huactzinco

En junio de 2008 una familia quedó incompleta, tres niños perdieron la vida calcinados en el municipio de San Juan Huactzinco, cuando sus padres regresaron, encontraron los cuerpos calcinados encima de la cama. La noche de aquel sábado 28 de junio, el incendio doméstico -que alcanzó varios metros de altura- puso en alerta a los pobladores que viven cerca de la Presa y sobre calle Ávila Camacho de ese municipio situado al sur de Tlaxcala.

Este Diario arribó al lugar de los hechos para dar a conocer la noticia durante cuatro días, después del incendio, durante el velorio y en el sepelio.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes

Los tres hermanos, de apellido Cuapio Barragán, fallecieron calcinados mientras dormían en una habitación donde permeaba la pobreza.

Durante cuatro días, este Diario dio cobertura al hecho; El Sol de Tlaxcala documentó la tragedia que impactó a toda la comunidad. Foto: Archivo | El Sol de Tlaxcala

Sus padres salieron a vender pan de fiesta para acompañar a la graducación de Yair, el niño mayor, quien contaba con casi seis años de edad. Si ellos vivieran, Edilberto tendría 16 años, Michel 19 y Yair 20.

Solo que, al quedarse sin la protección de sus padres, una fuga de gas invadió el espacio y provocó el incendio, de acuerdo con lo reportado por la Coordinación Estatal de Protección Civil.

Continúa leyendo: ➡️ #MemoriaDePapel | Mercado “Emilio Sánchez Piedras” definió el paisaje urbano

Eran las 21:00 horas cuando las llamas se alzaron varios metros de la habitación donde los niños dormían, pero todo quedó reducido a cenizas, tragedia en Huatzinco”, publicó a ocho columnas El Sol de Tlaxcala el domingo 29 de junio.

Cuando llegaron los elementos del cuerpo de bomberos, poco pudieron hacer por salvar la vida de los infantes, la cama, un ropero, la estufa y la mesa, todo estaba carbonizado. Las paredes de block sin revocar de la habitación quedaron tiznadas, las láminas de fierro al rojo vivo. Inclusive, 24 horas después, en el interior de la habitación el olor a carne humana quemada prevalecía.

Los tres hermanos fallecieron calcinados mientras dormían en una habitación. Foto: Archivo | El Sol de Tlaxcala

Un día después, este Diario publicó la fotografía de los tres féretros de color blanco. En la imagen, del fotógrafo Ivan Venegas, los padres de los menores aparecen aturdidos envueltos en llanto.

Más información: ➡️ Memoria de papel | Fatal accidente marcó a Tlaxcala en 1989

El martes uno de julio, la fotografía en portada del Diario de los Tlaxcaltecas mostraba al progenitor hincado para abrazar a uno de sus hijos; el tahonero, con el rostro desencajado, recuesta un lado de la cara en uno de los féretros. Al funeral acudieron cientos de personas para darle el adiós a la familia.

TRES LUSTROS DESPUÉS

A 15 años de la tragedia que enlutó a la población tahonera, poco ha cambiado, la habitación donde vivían los cinco integrantes de la familia fue destruida, en su lugar hay una pequeña capilla donde están tres cruces de color blanco y una fotografía de los hermanos Yair, Michel y Edilberto.

El Sol de Tlaxcala documentó la tragedia que impactó a toda la comunidad. Foto: Archivo | El Sol de Tlaxcala

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes

La calle Ávila Camacho, donde vivía la familia, sigue siendo de tierra, las familias no han mejorado económicamente, se dedican a la venta de pan artesanal de fiesta, su ganancia no alcanza para construir una casa amplia

Para recordarlos, les construimos una capilla, Yair iba a salir del kinder, ese día sus padres fueron a vender pan de fiesta, pues a eso se dedican. Ahora no están, se fueron a Oaxaca a trabajar, pero ya no tuvieron hijos, expresó Eloina García Guzmán, tía de los menores.

ERA LA GRADUACIÓN DE YAIR

Lee también: ➡️ #MemoriadePapel | "Puente de la muerte", una obra de tragedia

El lunes 30 de junio de 2008 Yair recibiría sus documentos en el jardín de niños Francisco Gabilondo Soler, era la fecha de graduación, pues había concluido sus estudios de preescolar.

Foto: Archivo | El Sol de Tlaxcala

En el cortejo fúnebre, todo el pueblo fue a despedirlos hasta el panteón, fue un “mar de gente” el que salió desde la calle Ávila Camacho, La Presa, carretera federal a Zacatelco, sobre Adolfo López Mateos, hacia la iglesia, y finalmente por Revolución, donde se encuentra el viejo cementerio parroquial.

Cuatro hombres cargaban los ferétros de Edilberto y Michel en una sobrecama, el más grande era cargado a hombros. En el camposanto, los padres de los infantes estaban inconsolables; en el tétrico lugar se observaban rostros desencajados, se escuchaba el llanto y se sentía el dolor de la población.

No te pierdas: ➡️ Ausencia de mi hija duele como si fuera ayer: Guevara

Dos fueron los momentos más difíciles: el primero cuando se despidió de sus compañeros que ese día se graduaban; el segundo, cuando el progenitor se despidió de Yair -su hijo mayor-, el que ese día acompañaría a la escuela para recibir su primer certificado escolar.

En esa mañana radiante el hombre se hincó ante el féretro de Yair, dejó caer lentamente su rostro y lo abrazó con todas sus fuerzas. No hubo palabras, las lágrimas invadieron su desencajado rostro, mientras que sus hermanos intentaban consolarlo.

El jardín de niños Francisco Gabilondo Soler donde Yair se graduaría ese primer lunes de julio de 2008. Tomás Baños | El Sol de Tlaxcala

LÁGRIMAS DE UN FOTOPERIODISTA

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes

A veces los periodistas tenemos que dar noticias que nos desgarran el corazón, pero el compromiso de El Sol de Tlaxcala con la sociedad es de 24 horas”, expresó el fotoperiodista Iván Venegas.

Él registró la tragedia en su lente, mientras que Moisés Morales narró la cronología del velorio de aquel sábado.

Durante el velorio de cuerpo presente de los niños, el fotógrafo no pudo evitar que lo invadieran las lágrimas cuando el lente de su cámara capturó la escena tétrica: los padres abrazando a los féretros.

Los detalles: ➡️ [Video] Memoria de papel | Tlaxcala, anfitrión del fuego olímpico

Por más que uno va con la mente abierta y el corazón frío, justamente a cumplir profesional y objetivamente los temas policiacos, hay algunos que te rebasan, como la tragedia de Huactzinco, expresó el ahora jefe de fotógrafos de El Sol de Puebla.

Observar y escuchar todo, cuando se trata de niños, mueve partes sensibles de nosotros, constatar que murieron y la forma en que pasó, la verdad sí me desmoronó”, externó.

Solté algunas lágrimas, tuve que salir de la escena del siniestro. Al final tienes que registrar los hechos, pues una cosa es lo que por ética tenemos que hacer, y otra muy distinta el respeto al dolor y sufrimiento de los padres… informar sin caer en el amarillismo, expresó.

Te recomendamos: ➡️ Memoria de Papel | Emilio Sánchez Piedras, el gobernador ejemplar

Agregó que “el ojo siempre registra los acontecimientos que hoy son recuerdos, recuerdos de esos que uno no que quisiera arrastrar, pero que son el precio de haber elegido esta noble profesión”. Y puntualizó que ha sido uno de los momentos de mayor tristeza en su vida periodística.

Esa fotografía donde aparece el padre recostado sobre el féretro de uno de sus hijos fue reconocida en 2009 como el Premio Estatal de Periodismo a El Sol de Tlaxcala por la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Los hechos fueron registrados por quien esto escribe el martes uno de julio en la portada de El Sol de Tlaxcala.Nos invade el dolor por la pérdida de las criaturas, lo material como quiera, poco a poco se va construyendo otra casa, pero a ellos, a nuestros sobrinos, ya no los volveremos a ver nunca”, expresó Víctor Cuapio Corona, tío de los menores.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes

MOMENTOS DIFÍCILES

  • Dos fueron los momentos más difíciles: el primero cuando se despidió de sus compañeros que ese día se graduaban; el segundo, cuando el progenitor se despidió de Yair -su hijo mayor-, el que ese día acompañaría a la escuela para recibir su primer certificado escolar.

La calle Ávila Camacho, donde vivía la familia, sigue siendo de tierra, las familias no han mejorado económicamente, se dedican a la venta de pan artesanal de fiesta, su ganancia no alcanza para construir una casa amplia.


En junio de 2008 una familia quedó incompleta, tres niños perdieron la vida calcinados en el municipio de San Juan Huactzinco, cuando sus padres regresaron, encontraron los cuerpos calcinados encima de la cama. La noche de aquel sábado 28 de junio, el incendio doméstico -que alcanzó varios metros de altura- puso en alerta a los pobladores que viven cerca de la Presa y sobre calle Ávila Camacho de ese municipio situado al sur de Tlaxcala.

Este Diario arribó al lugar de los hechos para dar a conocer la noticia durante cuatro días, después del incendio, durante el velorio y en el sepelio.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes

Los tres hermanos, de apellido Cuapio Barragán, fallecieron calcinados mientras dormían en una habitación donde permeaba la pobreza.

Durante cuatro días, este Diario dio cobertura al hecho; El Sol de Tlaxcala documentó la tragedia que impactó a toda la comunidad. Foto: Archivo | El Sol de Tlaxcala

Sus padres salieron a vender pan de fiesta para acompañar a la graducación de Yair, el niño mayor, quien contaba con casi seis años de edad. Si ellos vivieran, Edilberto tendría 16 años, Michel 19 y Yair 20.

Solo que, al quedarse sin la protección de sus padres, una fuga de gas invadió el espacio y provocó el incendio, de acuerdo con lo reportado por la Coordinación Estatal de Protección Civil.

Continúa leyendo: ➡️ #MemoriaDePapel | Mercado “Emilio Sánchez Piedras” definió el paisaje urbano

Eran las 21:00 horas cuando las llamas se alzaron varios metros de la habitación donde los niños dormían, pero todo quedó reducido a cenizas, tragedia en Huatzinco”, publicó a ocho columnas El Sol de Tlaxcala el domingo 29 de junio.

Cuando llegaron los elementos del cuerpo de bomberos, poco pudieron hacer por salvar la vida de los infantes, la cama, un ropero, la estufa y la mesa, todo estaba carbonizado. Las paredes de block sin revocar de la habitación quedaron tiznadas, las láminas de fierro al rojo vivo. Inclusive, 24 horas después, en el interior de la habitación el olor a carne humana quemada prevalecía.

Los tres hermanos fallecieron calcinados mientras dormían en una habitación. Foto: Archivo | El Sol de Tlaxcala

Un día después, este Diario publicó la fotografía de los tres féretros de color blanco. En la imagen, del fotógrafo Ivan Venegas, los padres de los menores aparecen aturdidos envueltos en llanto.

Más información: ➡️ Memoria de papel | Fatal accidente marcó a Tlaxcala en 1989

El martes uno de julio, la fotografía en portada del Diario de los Tlaxcaltecas mostraba al progenitor hincado para abrazar a uno de sus hijos; el tahonero, con el rostro desencajado, recuesta un lado de la cara en uno de los féretros. Al funeral acudieron cientos de personas para darle el adiós a la familia.

TRES LUSTROS DESPUÉS

A 15 años de la tragedia que enlutó a la población tahonera, poco ha cambiado, la habitación donde vivían los cinco integrantes de la familia fue destruida, en su lugar hay una pequeña capilla donde están tres cruces de color blanco y una fotografía de los hermanos Yair, Michel y Edilberto.

El Sol de Tlaxcala documentó la tragedia que impactó a toda la comunidad. Foto: Archivo | El Sol de Tlaxcala

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes

La calle Ávila Camacho, donde vivía la familia, sigue siendo de tierra, las familias no han mejorado económicamente, se dedican a la venta de pan artesanal de fiesta, su ganancia no alcanza para construir una casa amplia

Para recordarlos, les construimos una capilla, Yair iba a salir del kinder, ese día sus padres fueron a vender pan de fiesta, pues a eso se dedican. Ahora no están, se fueron a Oaxaca a trabajar, pero ya no tuvieron hijos, expresó Eloina García Guzmán, tía de los menores.

ERA LA GRADUACIÓN DE YAIR

Lee también: ➡️ #MemoriadePapel | "Puente de la muerte", una obra de tragedia

El lunes 30 de junio de 2008 Yair recibiría sus documentos en el jardín de niños Francisco Gabilondo Soler, era la fecha de graduación, pues había concluido sus estudios de preescolar.

Foto: Archivo | El Sol de Tlaxcala

En el cortejo fúnebre, todo el pueblo fue a despedirlos hasta el panteón, fue un “mar de gente” el que salió desde la calle Ávila Camacho, La Presa, carretera federal a Zacatelco, sobre Adolfo López Mateos, hacia la iglesia, y finalmente por Revolución, donde se encuentra el viejo cementerio parroquial.

Cuatro hombres cargaban los ferétros de Edilberto y Michel en una sobrecama, el más grande era cargado a hombros. En el camposanto, los padres de los infantes estaban inconsolables; en el tétrico lugar se observaban rostros desencajados, se escuchaba el llanto y se sentía el dolor de la población.

No te pierdas: ➡️ Ausencia de mi hija duele como si fuera ayer: Guevara

Dos fueron los momentos más difíciles: el primero cuando se despidió de sus compañeros que ese día se graduaban; el segundo, cuando el progenitor se despidió de Yair -su hijo mayor-, el que ese día acompañaría a la escuela para recibir su primer certificado escolar.

En esa mañana radiante el hombre se hincó ante el féretro de Yair, dejó caer lentamente su rostro y lo abrazó con todas sus fuerzas. No hubo palabras, las lágrimas invadieron su desencajado rostro, mientras que sus hermanos intentaban consolarlo.

El jardín de niños Francisco Gabilondo Soler donde Yair se graduaría ese primer lunes de julio de 2008. Tomás Baños | El Sol de Tlaxcala

LÁGRIMAS DE UN FOTOPERIODISTA

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes

A veces los periodistas tenemos que dar noticias que nos desgarran el corazón, pero el compromiso de El Sol de Tlaxcala con la sociedad es de 24 horas”, expresó el fotoperiodista Iván Venegas.

Él registró la tragedia en su lente, mientras que Moisés Morales narró la cronología del velorio de aquel sábado.

Durante el velorio de cuerpo presente de los niños, el fotógrafo no pudo evitar que lo invadieran las lágrimas cuando el lente de su cámara capturó la escena tétrica: los padres abrazando a los féretros.

Los detalles: ➡️ [Video] Memoria de papel | Tlaxcala, anfitrión del fuego olímpico

Por más que uno va con la mente abierta y el corazón frío, justamente a cumplir profesional y objetivamente los temas policiacos, hay algunos que te rebasan, como la tragedia de Huactzinco, expresó el ahora jefe de fotógrafos de El Sol de Puebla.

Observar y escuchar todo, cuando se trata de niños, mueve partes sensibles de nosotros, constatar que murieron y la forma en que pasó, la verdad sí me desmoronó”, externó.

Solté algunas lágrimas, tuve que salir de la escena del siniestro. Al final tienes que registrar los hechos, pues una cosa es lo que por ética tenemos que hacer, y otra muy distinta el respeto al dolor y sufrimiento de los padres… informar sin caer en el amarillismo, expresó.

Te recomendamos: ➡️ Memoria de Papel | Emilio Sánchez Piedras, el gobernador ejemplar

Agregó que “el ojo siempre registra los acontecimientos que hoy son recuerdos, recuerdos de esos que uno no que quisiera arrastrar, pero que son el precio de haber elegido esta noble profesión”. Y puntualizó que ha sido uno de los momentos de mayor tristeza en su vida periodística.

Esa fotografía donde aparece el padre recostado sobre el féretro de uno de sus hijos fue reconocida en 2009 como el Premio Estatal de Periodismo a El Sol de Tlaxcala por la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Los hechos fueron registrados por quien esto escribe el martes uno de julio en la portada de El Sol de Tlaxcala.Nos invade el dolor por la pérdida de las criaturas, lo material como quiera, poco a poco se va construyendo otra casa, pero a ellos, a nuestros sobrinos, ya no los volveremos a ver nunca”, expresó Víctor Cuapio Corona, tío de los menores.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes

MOMENTOS DIFÍCILES

  • Dos fueron los momentos más difíciles: el primero cuando se despidió de sus compañeros que ese día se graduaban; el segundo, cuando el progenitor se despidió de Yair -su hijo mayor-, el que ese día acompañaría a la escuela para recibir su primer certificado escolar.

La calle Ávila Camacho, donde vivía la familia, sigue siendo de tierra, las familias no han mejorado económicamente, se dedican a la venta de pan artesanal de fiesta, su ganancia no alcanza para construir una casa amplia.


Elecciones 2024

Aún no detecta ITE a deudores alimentarios entre los candidatos a puestos de elección popular

Recibirá del TSJE una relación de las sentencias emitidas en la materia para continuar el cotejo

Cultura

Escritores tlaxcaltecas utilizan la autogestión y plataformas digitales para publicar sus libros

En formatos digitales y tradicionales, mantienen su oficio ante el complejo panorama editorial

Elecciones 2024

A marchas forzadas el ITE revisa documentos de candidatos a presidencias municipales y de comunidad

En la nave se observan decenas de cajas con documentación recibida de última hora a la espera de su revisión

Elecciones 2024

[Actualización] Encabezará Sheinbaum el arranque de campañas en Tlaxcala el 30 de abril

La candidata presidencial tendrá eventos en de San Pablo del Monte y en la capital del estado

Municipios

[Actualización] Irrumpen pobladores en presidencia de Contla para exigir que se ratifique la revocación del edil de Cuauhtenco

Exigen que ayuntamiento ratifique la revocación de Crisóforo Cuamatzi Flores como presidente de comunidad

Municipios

Por fuerte aguacero y obra de rehabilitación se inundan casas de Zacatelco

Familias de la avenida Zaragoza se vieron afectadas esta tarde por la fuerte precipitación pluvial