/ lunes 7 de octubre de 2019

Tlaxcala, referencia en igualdad social

Todo parece indicar que Tlaxcala no solo será el único estado sin deuda pública, sino también el primero en contar con los niveles de pobreza extrema más bajo del país.

Tal y como lo había prometido, el Gobernador Marco Mena firmó el Memorando de Entendimiento con el Director Regional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para América Latina y el Caribe, Luis Felipe López-Calva, para que este organismo internacional supervise y dé acompañamiento técnico a la ejecución del Programa “Supérate”.

Para poner en adecuada perspectiva los alcances de esta acción, debemos recordar que el Programa “Supérate” es un esfuerzo amplio del gobierno estatal para reducir la pobreza extrema en Tlaxcala al mínimo, y con el apoyo de las Naciones Unidas, este objetivo ambicioso resulta perfectamente posible.

En los últimos años, Tlaxcala ha mantenido un ritmo sostenido de crecimiento económico, reflejado en la generación de empleo y la mejora del ingreso de la población.

Ello se aprecia justamente, en el entorno de la entidad, con la apertura de más negocios, la instalación de nuevas empresas, la presencia de más turismo, el desarrollo de obras regionales, incluso, en un mayor flujo de automóviles de modelo reciente.

Sin embargo, aún hay una gran cantidad de personas que no puede conectarse a estas oportunidades, por lo que es preciso que esta población en situación de desventaja social pueda beneficiarse de este crecimiento, y deje de quedarse al margen del mismo.

  • Ahora, teniendo como aliada a las Naciones Unidas, es posible que Tlaxcala se consolide como referencia en el país en materia de igualdad social.

Por esa razón el Gobernador Marco Mena ha establecido acercamientos con otros actores para cerrar pinza en torno a este importante propósito. Primero, consiguió el respaldo del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y luego el del Consejo Coordinador Empresarial, para lograr el éxito del programa.

Ahora, teniendo como aliada a las Naciones Unidas, es posible que Tlaxcala se consolide como referencia en el país en materia de igualdad social, porque existe un compromiso categórico para reducir el número de tlaxcaltecas que viven en condiciones precarias.

Ya era tiempo de que el estado aprovechara las condiciones y las tendencias positivas en materia de crecimiento y desarrollo para superar los retos que enfrenta, particularmente los relacionados con la marginación y el del rezago.

Hay poco más de 74 mil personas con un ingreso que no les permite acceder a mínimos de bienestar, y el gobierno, y la sociedad, deben ser solidarios con ellos.

Esta posibilidad la ofrece el Programa “Supérate”, que es resultado de un diseño acucioso que tomó como referencia experiencias exitosas de 20 países. No se trata de un programa más, sino de una estrategia muy completa que busca reducir las carencias sociales en la entidad.

En breve, el programa funcionará en 13 municipios donde vive la mitad de la población en pobreza extrema, a fin de beneficiar a cerca de 35 mil tlaxcaltecas que requieren los medios para salir delante de manera sostenida.

Más allá de cualquier tipo de consideración, opinión o postura política, resulta importante reconocer que se está construyendo una base muy importante de desarrollo social en Tlaxcala, mediante tareas que incidirán directamente en la calidad de vida de la gente que más lo necesita.

Todo parece indicar que Tlaxcala no solo será el único estado sin deuda pública, sino también el primero en contar con los niveles de pobreza extrema más bajo del país.

Tal y como lo había prometido, el Gobernador Marco Mena firmó el Memorando de Entendimiento con el Director Regional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para América Latina y el Caribe, Luis Felipe López-Calva, para que este organismo internacional supervise y dé acompañamiento técnico a la ejecución del Programa “Supérate”.

Para poner en adecuada perspectiva los alcances de esta acción, debemos recordar que el Programa “Supérate” es un esfuerzo amplio del gobierno estatal para reducir la pobreza extrema en Tlaxcala al mínimo, y con el apoyo de las Naciones Unidas, este objetivo ambicioso resulta perfectamente posible.

En los últimos años, Tlaxcala ha mantenido un ritmo sostenido de crecimiento económico, reflejado en la generación de empleo y la mejora del ingreso de la población.

Ello se aprecia justamente, en el entorno de la entidad, con la apertura de más negocios, la instalación de nuevas empresas, la presencia de más turismo, el desarrollo de obras regionales, incluso, en un mayor flujo de automóviles de modelo reciente.

Sin embargo, aún hay una gran cantidad de personas que no puede conectarse a estas oportunidades, por lo que es preciso que esta población en situación de desventaja social pueda beneficiarse de este crecimiento, y deje de quedarse al margen del mismo.

  • Ahora, teniendo como aliada a las Naciones Unidas, es posible que Tlaxcala se consolide como referencia en el país en materia de igualdad social.

Por esa razón el Gobernador Marco Mena ha establecido acercamientos con otros actores para cerrar pinza en torno a este importante propósito. Primero, consiguió el respaldo del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y luego el del Consejo Coordinador Empresarial, para lograr el éxito del programa.

Ahora, teniendo como aliada a las Naciones Unidas, es posible que Tlaxcala se consolide como referencia en el país en materia de igualdad social, porque existe un compromiso categórico para reducir el número de tlaxcaltecas que viven en condiciones precarias.

Ya era tiempo de que el estado aprovechara las condiciones y las tendencias positivas en materia de crecimiento y desarrollo para superar los retos que enfrenta, particularmente los relacionados con la marginación y el del rezago.

Hay poco más de 74 mil personas con un ingreso que no les permite acceder a mínimos de bienestar, y el gobierno, y la sociedad, deben ser solidarios con ellos.

Esta posibilidad la ofrece el Programa “Supérate”, que es resultado de un diseño acucioso que tomó como referencia experiencias exitosas de 20 países. No se trata de un programa más, sino de una estrategia muy completa que busca reducir las carencias sociales en la entidad.

En breve, el programa funcionará en 13 municipios donde vive la mitad de la población en pobreza extrema, a fin de beneficiar a cerca de 35 mil tlaxcaltecas que requieren los medios para salir delante de manera sostenida.

Más allá de cualquier tipo de consideración, opinión o postura política, resulta importante reconocer que se está construyendo una base muy importante de desarrollo social en Tlaxcala, mediante tareas que incidirán directamente en la calidad de vida de la gente que más lo necesita.

lunes 09 de diciembre de 2019

Tres años de Marco Mena

lunes 25 de noviembre de 2019

La atención a la salud de la mujer

lunes 11 de noviembre de 2019

El impacto de la promoción en el exterior

lunes 04 de noviembre de 2019

El crecimiento de la economía estatal

lunes 28 de octubre de 2019

Arranca "Tlaxcala Feria 2019"

lunes 21 de octubre de 2019

Un crecimiento verificado y aprobado

lunes 07 de octubre de 2019

Tlaxcala, referencia en igualdad social

lunes 30 de septiembre de 2019

La atención del rezago social en Tlaxcala

Cargar Más