/ jueves 7 de septiembre de 2023

Biodiversidad de Tlaxcala es poco estudiada, revelan investigadores

Muestreos realizados por el equipo interdisciplinario descubrieron nuevas especies de mixomicetos para Tlaxcala y el país

La biodiversidad en Tlaxcala ha sido poco estudiada y existe un sesgo en los estudios biológicos, ya que la mayoría de las investigaciones se han realizado en el Parque Nacional La Malinche. Ante esta problemática, investigadores de diferentes instituciones del país y del extranjero implementaron un proyecto para realizar muestreos en las zonas menos estudiadas y lograron el registro de nuevas especies para el país y la entidad, así como el descubrimiento de especies previamente desconocidas para la ciencia.

Los resultados de los muestreos fueron presentados como parte de la conmemoración del 30 aniversario del Centro Tlaxcala de Biología de la Conducta (CTBC) de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx) e integraron el simposio “Aportes al Conocimiento de la Biodiversidad de Tlaxcala” que realizó la Academia de Biodiversidad del Posgrado en Ciencias Biológicas y reunió a más de 150 personas procedentes de Tlaxcala, Puebla, Ciudad de México y Veracruz.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El evento tuvo sede en el auditorio interactivo Manuel de Lardizábal y Uribe, situado en la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Criminología de la UATx, donde María de Lourdes Arteaga, coordinadora general del CTBC, y Arturo Estrada Torres, secretario técnico de la Secretaría Académica de la universidad, inauguraron el simposio para dar paso a 14 ponencias que presentaron resultados de diversos proyectos de investigación desarrollados en la entidad.

La labor de los investigadores que forman parte del proyecto “Análisis de la conectividad funcional entre los Parques Nacionales La Malinche e Iztaccíhuatl-Popocatépetl, e identificación de áreas prioritarias para la conservación” coordinado por Itzel Arias Del Razo, consistió en el monitoreo de diversos grupos taxonómicos (mamíferos, plantas, mixomicetos, coleópteros, pulgas, anfibios, reptiles y hongos) que se llevaron a cabo en la zona intermedia de los Parques Nacionales La Malinche, Xicoténcatl e Iztaccíhuatl – Popocatépetl, entre 2019 y 2022, el trabajo fue desarrollado en seis sitios de muestreo, cinco de ellos en Tlaxcala y uno más en las colindancias entre Tlaxcala, Puebla y el Estado de México.

En el simposio participaron algunos de los integrantes del grupo de trabajo, Itzel Arias del Razo, Arturo Estrada Torres, Víctor Moctezuma, Jorge Vázquez, Fernando Aguilar Montiel y Stephanie Hereira, investigadores del CTBC; así como de Zuñy Jeye Pérez, Omar Ramírez y María Chanel Juárez, estudiantes del posgrado en Ciencias Biológicas de la UATx; Susana Guillen Rodríguez, académica de la Universidad Veracruzana, y Andrés Ramírez Ponce, investigador del INECOL.

Lee también:➡️Celebra Universum Mes de la Biodiversidad

La información de los investigadores precisa que en el grupo de los mixomicetos se reportaron 14 nuevos registros para la zona Neotropical, 12 para México, 38 para Tlaxcala (como Dictydiaethalium plumbeum, Willkommlangea reticulata, entre otras) y 32 especies no descritas, que posicionan al estado como un “hotspot” de este grupo de organismos, ya que con sus 231 especies conocidas, Tlaxcala es la entidad con la mayor riqueza de especies de mixomicetos en el país.

Como parte de este mismo proyecto y con una aproximación metagenómica, determinaron que la diversidad de microorganismos del suelo decae con el cambio de uso de suelo de bosque a cultivo de maíz. Además, presentaron un estudio que propone conservar cerca del 17 % del territorio tlaxcalteca que aún no cuenta con protección, pero que podría ser un reservorio para los vertebrados terrestres.

Este proyecto y los monitoreos realizados en campo resaltan la importancia de conservar los remanentes de bosque que se ubican en la Sierra de Tlaxco, el espolón de la Sierra Nevada (Calpulalpan y Nanacamilpa) y los lomeríos centrales de estado (que abarcan Sanctorum, Españita, Hueyotlipan, Ixtacuixtla, Panotla, Totolac, Amaxac de Guerrero, Xaltocan y Tlaxcala).

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Más tarde, Bárbara Cruz Salazar, investigadora del Conahcyt-UATx, presentó parte de los resultados del proyecto “Genética de comunidades arbóreas de bosque templado en un gradiente de disturbio: implicaciones para la conservación de la biodiversidad”, el objetivo de su labor fue describir la variación genética, el nivel de intercambio reproductivo entre poblaciones y la relación entre la variación genética y el número de especies de árboles de Tlaxcala.

En la charla compartió resultados de análisis genéticos de cuatro especies arbóreas que se encuentran en los bosques del estado: el pino Moctezuma (Pinus montezumae), el oyamel (Abies religiosa), el pino de las alturas (Pinus hartwegii) y el ocote chino (Pinus leiophylla). Al considerar los resultados, Bárbara Cruz recomendó detener la deforestación y el cambio de uso de suelo para conservar a las especies arbóreas y su variación genética; monitorear a las poblaciones de oyamel porque las generaciones recientes están perdiendo variación genética, así como procurar la conservación del hábitat de esta conífera (zonas húmedas y sombreadas); mover individuos de oyamel entre las poblaciones que mantienen los menores niveles de diferenciación genética; establecer dos unidades de conservación para el pino de las alturas y proteger áreas de alta variación genética y regeneración.


Otras acciones son cuidar las actividades productivas que destruyen a las plántulas del ocote chino en Ixtacuixtla y Nanacamilpa ,y detener la pérdida de cubierta forestal para mantener la conectividad con las poblaciones de La Malinche; por último, procurar la reforestación de especies nativas y no solo de pinos que están desplazando a otras especies menos resistentes a la pérdida de bosque por actividades humanas que lo deterioran.

Más detalles:➡️Perdió Tlaxcala gran parte de biodiversidad, afirma José Sarukhán

En el simposio sobre biodiversidad participó también Gema L. Galindo Flores, investigadora del CICB-UATx, quien dictó la charla “Una Mirada al conocimiento de los hongos mutualistas de Tlaxcala: su aplicación en la rehabilitación de bosques”, que trató sobre la asociación ectomicorriza entre hongos y raíces de las plantas, que es fundamental para el mantenimiento de los bosques. La finalidad de su trabajo es producir bioinoculantes que apoyen la producción de plantas con fines de rehabilitación y conservación de los bosques templados.

Otra ponente fue Magdalena Martínez Reyes, proveniente de Colpos-Montecillo, quien habló de la “Diversidad de hongos comestibles y su uso potencial en el predio forestal de Piedra Canteada, San Felipe Hidalgo, Nanacamilpa, Tlaxcala”, quien resaltó que el consumo de hongos es una práctica ancestral y un recurso no maderable de enorme importancia cultural, económica y social, resaltando el potencial biotecnológico de las 77 especies que se han identificado en la zona.


Posteriormente, Cecilia Cuatianquiz Lima, investigadora del CTBC-UATx, presentó la ponencia “Cajas nido como una herramienta de conservación para usuarios de cavidades en árboles”, en la que resaltó la importancia de las cavidades en árboles maduros viejos o muertos para la fauna, pues proveen alimento, refugio y sitios para pernoctar y anidar. Su charla abordó la importancia que tienen las cajas nido para suplir la falta de oquedades en bosques perturbados.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El evento concluyó con la presentación del documental “El regreso de los anfibios”, dirigido y escrito por Juan Manuel Díaz García, postdoctorado del CTBC, destaca la importancia de la restauración de ecosistemas únicos en el planeta y fuertemente amenazados como son los bosques de niebla, en la recuperación y conservación de un grupo clave de organismos, los anfibios, que incluye sapos, ranas y salamandras. Sin duda alguna, el evento mostró la gran riqueza de organismos que aún se conservan en Tlaxcala y todo el camino que necesitamos recorrer como sociedad para restaurar y conservar esta riqueza biológica para las futuras generaciones de tlaxcaltecas.

  • 150 personas procedentes de Tlaxcala, Puebla, Ciudad de México y Veracruz participaron en el simposio del CTBC.


La biodiversidad en Tlaxcala ha sido poco estudiada y existe un sesgo en los estudios biológicos, ya que la mayoría de las investigaciones se han realizado en el Parque Nacional La Malinche. Ante esta problemática, investigadores de diferentes instituciones del país y del extranjero implementaron un proyecto para realizar muestreos en las zonas menos estudiadas y lograron el registro de nuevas especies para el país y la entidad, así como el descubrimiento de especies previamente desconocidas para la ciencia.

Los resultados de los muestreos fueron presentados como parte de la conmemoración del 30 aniversario del Centro Tlaxcala de Biología de la Conducta (CTBC) de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx) e integraron el simposio “Aportes al Conocimiento de la Biodiversidad de Tlaxcala” que realizó la Academia de Biodiversidad del Posgrado en Ciencias Biológicas y reunió a más de 150 personas procedentes de Tlaxcala, Puebla, Ciudad de México y Veracruz.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El evento tuvo sede en el auditorio interactivo Manuel de Lardizábal y Uribe, situado en la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Criminología de la UATx, donde María de Lourdes Arteaga, coordinadora general del CTBC, y Arturo Estrada Torres, secretario técnico de la Secretaría Académica de la universidad, inauguraron el simposio para dar paso a 14 ponencias que presentaron resultados de diversos proyectos de investigación desarrollados en la entidad.

La labor de los investigadores que forman parte del proyecto “Análisis de la conectividad funcional entre los Parques Nacionales La Malinche e Iztaccíhuatl-Popocatépetl, e identificación de áreas prioritarias para la conservación” coordinado por Itzel Arias Del Razo, consistió en el monitoreo de diversos grupos taxonómicos (mamíferos, plantas, mixomicetos, coleópteros, pulgas, anfibios, reptiles y hongos) que se llevaron a cabo en la zona intermedia de los Parques Nacionales La Malinche, Xicoténcatl e Iztaccíhuatl – Popocatépetl, entre 2019 y 2022, el trabajo fue desarrollado en seis sitios de muestreo, cinco de ellos en Tlaxcala y uno más en las colindancias entre Tlaxcala, Puebla y el Estado de México.

En el simposio participaron algunos de los integrantes del grupo de trabajo, Itzel Arias del Razo, Arturo Estrada Torres, Víctor Moctezuma, Jorge Vázquez, Fernando Aguilar Montiel y Stephanie Hereira, investigadores del CTBC; así como de Zuñy Jeye Pérez, Omar Ramírez y María Chanel Juárez, estudiantes del posgrado en Ciencias Biológicas de la UATx; Susana Guillen Rodríguez, académica de la Universidad Veracruzana, y Andrés Ramírez Ponce, investigador del INECOL.

Lee también:➡️Celebra Universum Mes de la Biodiversidad

La información de los investigadores precisa que en el grupo de los mixomicetos se reportaron 14 nuevos registros para la zona Neotropical, 12 para México, 38 para Tlaxcala (como Dictydiaethalium plumbeum, Willkommlangea reticulata, entre otras) y 32 especies no descritas, que posicionan al estado como un “hotspot” de este grupo de organismos, ya que con sus 231 especies conocidas, Tlaxcala es la entidad con la mayor riqueza de especies de mixomicetos en el país.

Como parte de este mismo proyecto y con una aproximación metagenómica, determinaron que la diversidad de microorganismos del suelo decae con el cambio de uso de suelo de bosque a cultivo de maíz. Además, presentaron un estudio que propone conservar cerca del 17 % del territorio tlaxcalteca que aún no cuenta con protección, pero que podría ser un reservorio para los vertebrados terrestres.

Este proyecto y los monitoreos realizados en campo resaltan la importancia de conservar los remanentes de bosque que se ubican en la Sierra de Tlaxco, el espolón de la Sierra Nevada (Calpulalpan y Nanacamilpa) y los lomeríos centrales de estado (que abarcan Sanctorum, Españita, Hueyotlipan, Ixtacuixtla, Panotla, Totolac, Amaxac de Guerrero, Xaltocan y Tlaxcala).

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Más tarde, Bárbara Cruz Salazar, investigadora del Conahcyt-UATx, presentó parte de los resultados del proyecto “Genética de comunidades arbóreas de bosque templado en un gradiente de disturbio: implicaciones para la conservación de la biodiversidad”, el objetivo de su labor fue describir la variación genética, el nivel de intercambio reproductivo entre poblaciones y la relación entre la variación genética y el número de especies de árboles de Tlaxcala.

En la charla compartió resultados de análisis genéticos de cuatro especies arbóreas que se encuentran en los bosques del estado: el pino Moctezuma (Pinus montezumae), el oyamel (Abies religiosa), el pino de las alturas (Pinus hartwegii) y el ocote chino (Pinus leiophylla). Al considerar los resultados, Bárbara Cruz recomendó detener la deforestación y el cambio de uso de suelo para conservar a las especies arbóreas y su variación genética; monitorear a las poblaciones de oyamel porque las generaciones recientes están perdiendo variación genética, así como procurar la conservación del hábitat de esta conífera (zonas húmedas y sombreadas); mover individuos de oyamel entre las poblaciones que mantienen los menores niveles de diferenciación genética; establecer dos unidades de conservación para el pino de las alturas y proteger áreas de alta variación genética y regeneración.


Otras acciones son cuidar las actividades productivas que destruyen a las plántulas del ocote chino en Ixtacuixtla y Nanacamilpa ,y detener la pérdida de cubierta forestal para mantener la conectividad con las poblaciones de La Malinche; por último, procurar la reforestación de especies nativas y no solo de pinos que están desplazando a otras especies menos resistentes a la pérdida de bosque por actividades humanas que lo deterioran.

Más detalles:➡️Perdió Tlaxcala gran parte de biodiversidad, afirma José Sarukhán

En el simposio sobre biodiversidad participó también Gema L. Galindo Flores, investigadora del CICB-UATx, quien dictó la charla “Una Mirada al conocimiento de los hongos mutualistas de Tlaxcala: su aplicación en la rehabilitación de bosques”, que trató sobre la asociación ectomicorriza entre hongos y raíces de las plantas, que es fundamental para el mantenimiento de los bosques. La finalidad de su trabajo es producir bioinoculantes que apoyen la producción de plantas con fines de rehabilitación y conservación de los bosques templados.

Otra ponente fue Magdalena Martínez Reyes, proveniente de Colpos-Montecillo, quien habló de la “Diversidad de hongos comestibles y su uso potencial en el predio forestal de Piedra Canteada, San Felipe Hidalgo, Nanacamilpa, Tlaxcala”, quien resaltó que el consumo de hongos es una práctica ancestral y un recurso no maderable de enorme importancia cultural, económica y social, resaltando el potencial biotecnológico de las 77 especies que se han identificado en la zona.


Posteriormente, Cecilia Cuatianquiz Lima, investigadora del CTBC-UATx, presentó la ponencia “Cajas nido como una herramienta de conservación para usuarios de cavidades en árboles”, en la que resaltó la importancia de las cavidades en árboles maduros viejos o muertos para la fauna, pues proveen alimento, refugio y sitios para pernoctar y anidar. Su charla abordó la importancia que tienen las cajas nido para suplir la falta de oquedades en bosques perturbados.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El evento concluyó con la presentación del documental “El regreso de los anfibios”, dirigido y escrito por Juan Manuel Díaz García, postdoctorado del CTBC, destaca la importancia de la restauración de ecosistemas únicos en el planeta y fuertemente amenazados como son los bosques de niebla, en la recuperación y conservación de un grupo clave de organismos, los anfibios, que incluye sapos, ranas y salamandras. Sin duda alguna, el evento mostró la gran riqueza de organismos que aún se conservan en Tlaxcala y todo el camino que necesitamos recorrer como sociedad para restaurar y conservar esta riqueza biológica para las futuras generaciones de tlaxcaltecas.

  • 150 personas procedentes de Tlaxcala, Puebla, Ciudad de México y Veracruz participaron en el simposio del CTBC.


Deportes

Se coronan dos tlaxcaltecas como campeones nacionales de muay thai en el torneo “Una prueba de Fuego”

Los tlaxcaltecas Ricardo Sánchez Torres y Carlos Daniel García Loaiza se impusieron en el torneo celebrado en la capital del estado

Local

Sin complicaciones finaliza la entrega de pensiones a 117 mil 531 adultos mayores de Tlaxcala

El recurso de seis mil pesos del bimestre julio-agosto fue entregado por transferencia electrónica

Local

Con taller intensivo, cierran docentes tlaxcaltecas las actividades del ciclo escolar 2023-2024

Más de 23 mil profesores de nivel básico cumplieron con las tres sesiones del Taller de Formación Continua previo al receso escolar

Municipios

Embellecen el centro de Chiautempan con árboles; la meta es de mil ejemplares plantados al cerrar la administración

Mil ejemplares serán plantados por el gobierno municipal a lo largo de las calles Antonio Díaz Varela, Ignacio Picazo e Iturbide