/ lunes 10 de agosto de 2020

Tlaxcala y el Infonavit enfrentan el desafío de la pandemia

La semana pasada, el Gobierno del Estado de Tlaxcala y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) firmaron un convenio que establece las bases de colaboración y coordinación para reactivar la industria de la construcción en el estado e impulsar la colocación de créditos entre derechohabientes tlaxcaltecas.

Esta acción realmente resulta importante en el contexto de la atención de la pandemia por Covid-19 y la necesidad de reactivar el sector productivo estatal.

Con el convenio, la administración que encabeza el Gobernador Marco Mena logró que la institución que dirige Carlos Martínez Velázquez ofrezca a los trabajadores tlaxcaltecas más facilidades para la obtención de créditos y que las empresas cuenten con mayor liquidez para diferir el pago de sus cuotas.

De hecho, la propuesta de que el Programa de Cuotas Patronales fuera diferido, sin requerimientos ni intereses, fue del mandatario estatal, y ahora, por decisión del Infonavit, beneficia a todo el país.

Además, con el convenio, se busca reactivar la industria de la construcción en el estado, al incrementar el interés de este sector en la edificación de viviendas de carácter social, lo que tendrá un impacto positivo en la economía.

La estrategia es clara: facilitar los trámites para el otorgamiento de créditos y el desarrollo de vivienda en la entidad para estimular la cadena de suministros ligada a esta industria. De esta manera, todos ganan: los trabajadores, las empresas, las constructoras y la economía estatal.

Ciertamente, los empresarios tienen a la mano una oportunidad que pueden aprovechar en este momento de la economía, ya que diferir sus cuotas del Infonavit representa una ayuda para que enfrenten con mayor flexibilidad las dificultades generadas por la emergencia sanitaria.

Actualmente, el Infonavit ha reestructurado mil 262 créditos de familias en Tlaxcala, con descuentos que suman 291 millones de pesos; también, el año pasado, a través del Programa Infonavit 90-10, se descontó el saldo de 45 mil familias que ya habían pagado por lo menos el 90 por ciento de sus créditos en todo el país.

De igual manera, se han apoyado 132 empresas con la suspensión temporal del pago de sus aportaciones patronales al Instituto, lo que contribuye a la permanencia de 6 mil 420 empleos en el estado. Y desde el inicio de la emergencia sanitaria, el Infonavit ha protegido a 2 mil trabajadores con el seguro de desempleo, prórrogas sin intereses a sus créditos o una combinación de ambos programas.

La buena relación que Marco Mena mantiene con el gobierno federal ha permitido el buen funcionamiento del Infonavit en Tlaxcala, que se ubica como primer lugar nacional en efectividad de colocación de créditos a favor de trabajadores.

La crisis derivada de la pandemia de Covid-19 debe motivar a las autoridades a encontrar alternativas a la solución de las distintas problemáticas que enfrenta la sociedad. Una de las más inmediatas es la colaboración y la coordinación entre instituciones de los distintos niveles de gobierno para afrontar con mayor efectividad este desafío. Y el ejemplo más claro es este convenio, que agilizará el desarrollo habitacional, reactivará la industria de la construcción local e impactará favorablemente en otras ramas económicas, condiciones que Tlaxcala necesita para salir adelante y retomar su crecimiento.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

La semana pasada, el Gobierno del Estado de Tlaxcala y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) firmaron un convenio que establece las bases de colaboración y coordinación para reactivar la industria de la construcción en el estado e impulsar la colocación de créditos entre derechohabientes tlaxcaltecas.

Esta acción realmente resulta importante en el contexto de la atención de la pandemia por Covid-19 y la necesidad de reactivar el sector productivo estatal.

Con el convenio, la administración que encabeza el Gobernador Marco Mena logró que la institución que dirige Carlos Martínez Velázquez ofrezca a los trabajadores tlaxcaltecas más facilidades para la obtención de créditos y que las empresas cuenten con mayor liquidez para diferir el pago de sus cuotas.

De hecho, la propuesta de que el Programa de Cuotas Patronales fuera diferido, sin requerimientos ni intereses, fue del mandatario estatal, y ahora, por decisión del Infonavit, beneficia a todo el país.

Además, con el convenio, se busca reactivar la industria de la construcción en el estado, al incrementar el interés de este sector en la edificación de viviendas de carácter social, lo que tendrá un impacto positivo en la economía.

La estrategia es clara: facilitar los trámites para el otorgamiento de créditos y el desarrollo de vivienda en la entidad para estimular la cadena de suministros ligada a esta industria. De esta manera, todos ganan: los trabajadores, las empresas, las constructoras y la economía estatal.

Ciertamente, los empresarios tienen a la mano una oportunidad que pueden aprovechar en este momento de la economía, ya que diferir sus cuotas del Infonavit representa una ayuda para que enfrenten con mayor flexibilidad las dificultades generadas por la emergencia sanitaria.

Actualmente, el Infonavit ha reestructurado mil 262 créditos de familias en Tlaxcala, con descuentos que suman 291 millones de pesos; también, el año pasado, a través del Programa Infonavit 90-10, se descontó el saldo de 45 mil familias que ya habían pagado por lo menos el 90 por ciento de sus créditos en todo el país.

De igual manera, se han apoyado 132 empresas con la suspensión temporal del pago de sus aportaciones patronales al Instituto, lo que contribuye a la permanencia de 6 mil 420 empleos en el estado. Y desde el inicio de la emergencia sanitaria, el Infonavit ha protegido a 2 mil trabajadores con el seguro de desempleo, prórrogas sin intereses a sus créditos o una combinación de ambos programas.

La buena relación que Marco Mena mantiene con el gobierno federal ha permitido el buen funcionamiento del Infonavit en Tlaxcala, que se ubica como primer lugar nacional en efectividad de colocación de créditos a favor de trabajadores.

La crisis derivada de la pandemia de Covid-19 debe motivar a las autoridades a encontrar alternativas a la solución de las distintas problemáticas que enfrenta la sociedad. Una de las más inmediatas es la colaboración y la coordinación entre instituciones de los distintos niveles de gobierno para afrontar con mayor efectividad este desafío. Y el ejemplo más claro es este convenio, que agilizará el desarrollo habitacional, reactivará la industria de la construcción local e impactará favorablemente en otras ramas económicas, condiciones que Tlaxcala necesita para salir adelante y retomar su crecimiento.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast