/ martes 7 de mayo de 2024

Nací moldeando ollas y así moriré: Francisca, alfarera de Santiago Xochimilco, Ixtacuixtla

La alfarería en Santiago Xochimilco, en el municipio de Ixtacuixtla, se consume a fuego lento

A sus 87 años, doña Francisca es una de las contadas alfareras que en Santiago Xochimilco, municipio de Ixtacuixtla, sigue moldeando ollas, molcajetes y recuerdos de barro para fiestas. Quien orgullosa manifestó “moldeando ollas nací y quemándolas moriré”.

Más detalles:➡️Artesanía tlaxcalteca deslumbrará a turistas durante el Mundial de Voleibol de Playa 2023

A su edad ya se le dificulta caminar y necesita de un bastón para hacer sus actividades; los dedos de sus manos están deformados a causa de la artritis que enfrenta por el uso de plomo, aún así, no baja la guardia al darle figura casi perfecta a las ollas de barro.

Sólo cinco talleres subsisten en Santiago Xochimilco. Tomás Baños / El Sol de Tlaxcala


➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

Comenta que a los 17 años se casó y casi luego, su esposo Soledad, le enseñó el arte de la alfarería; tenían un horno a la mitad del patio que sus suegros construyeron, pero como ya estaba por caerse, hicieron otro al fondo del predio, justo frente a un árbol de colorín que ahora tiene 90 años y está plagado.

Rememora que fueron miles de ollas de barro las que moldeó, mientras que su esposo las cocía en el horno de leña. Por décadas usamos plomo para darle esmalte a los recipientes y ya duelen las manos, expresó.

Doña Francisca todo un ejemplo de trabajo en Xochimilco. Tomás Baños / El Sol de Tlaxcala

No dejes de leer:➡️Reconocen Casa de las Artesanías a creadores de artesanías de Ixtenco

Narró que las artesanías eran comerciadas en el mercado de San Martín Texmelucan, Puebla, situado en las calles principales, después, el 13 de mayo de 1994, se mudaron al tianguis en San Lucas Atoyatenco. “Pudimos hacernos de una camioneta para transportar la mercancía, pues en Tenexyecac eran buenos para las cazuelas, pero en Xochimilco nadie nos ganaba en las ollas”.

Refiere que hace 60 años, una olla de barro tenía un precio de 50 centavos. Vendíamos muy bien, el dinero alcanzaba para vestir a nuestros cinco hijos, para comer y para volver a invertir en el taller, el trabajo era de lunes a viernes y los fines de semana salíamos a vender a las fiestas patronales de Tlaxcala y Puebla.

Sólo cinco talleres subsisten en Santiago Xochimilco. Tomás Baños / El Sol de Tlaxcala

Entérate: ➡️Madera tallada de Tizatlán, la artesanía que no pierde ‘mando’ en Tlaxcala

Subrayó que sus artesanías eran muy famosas en ese tiempo, porque los anfitriones regalaban mole a sus invitados en ollas. Explica que ya cumplieron 70 años en esta unión. De éstos, 67 años han sido de trabajo con el barro y el plomo. “Todo por servir se acaba, a Dios gracias que todavía veo y escucho bien, pero ya me cuesta caminar, ya no es como antes que preparábamos el barro en minutos”, reflexiona.

También, resalta que en la década de los noventa les tocó capacitar a hombres y mujeres en el vidriado de las ollas, esta acción fue reconocida por autoridades de la Casa de las Artesanías del gobierno estatal.

Doña Francisca todo un ejemplo de trabajo en Xochimilco. Tomás Baños / El Sol de Tlaxcala

Más información:➡️[Video] Barro bruñido, la brillante artesanía de Atlahapa

Y agregó que su esposo poco sale, pues acaba de cumplir 91 años de edad y está enfermo porque también tiene plomo en la sangre. Ella camina hasta el centro de comunidad para comprar alimentos, el regreso es a paso lento en ascenso. "Así es todos los días, vivimos solos hasta que Dios diga hasta aquí".

- ¿Y quién trabaja las ollas?

No dejes de leer:➡️Reos mejoran vida creando artesanías desde el Cereso

- “Yo, quién más, tengo mi taller donde se prepara el barro y los moldes para crear las artesanías, se dejan secar y luego al horno. El barro de aquí ya se acabó, me lo trae la familia Islas, de Jilotepec, Puebla”.

Admitió que estos trabajos los hace uno de sus trabajadores, pues “se acaban las fuerzas, los huesos duelen, todo por servir se acaba este colorín plagado y yo llevamos la misma edad”.

Infórmate: ➡️Reconocerán labor de los artesanos tlaxcaltecas con certamen estatal

- Señora ¿sus hijos la visitan?

- “Volaron a otros nidos hace años, tres se casaron y viven en otros pueblos y dos están en Estados Unidos, uno es residente, viene a visitarme cada 10 de mayo”; sin embargo, está consciente que pronto abandonará este oficio al que dedicó con disciplina y pasión toda la vida. “Y el día que escuches que he partido a la cita con Dios, ya no habrá ollas de barro ¿quién será el nuevo alfarero?”.

Sigue leyendo:➡️[Actualización] Artesanos, orgullo e identidad tlaxcalteca

SE CONSUME LA ALFARERÍA A FUEGO LENTO EN XOCHIMILCO

De Santiago Xochimilco, un pueblo dedicado a la alfarería durante décadas, ya solo quedan cinco familias dedicadas a este oficio.

Los jóvenes abandonaron la actividad de origen prehispánico y emigraron a Estados Unidos, otros optaron por emplearse en fábricas y algunos son profesionistas.

En este lugar, la alfarería se consume a fuego lento, las únicas evidencias visibles son los antiguos hornos.

Te recomendamos:➡️¿Ya los viste? La artesanía de Ixtenco y su original bienvenida a la Feria de Tlaxcala

HAY ENFERMOS POR PLOMO EN SANGRE

Para la Secretaría de Salud, la exposición al plomo que se usaba para pulir los recipientes de barro, puede producir debilidad y deformación en los dedos de las manos y de los pies.

Te puede interesar:➡️Compra Fonart piezas a artesanos tlaxcaltecas

Al exponerse al metal por muchos años, puede producir anemia, dañar al cerebro y los riñones hasta causar la muerte.

Además, explica que el esmalte de algunos recipientes de barro contienen silicio y óxido de plomo, una mezcla química tóxica para las personas. Cuando el esmalte entra en contacto con el calor el plomo se desprende y contamina los alimentos. Actualmente, los alfareros utilizan un vidriado natural para darle brillo a los utensilios de la cocina.

A sus 87 años, doña Francisca es una de las contadas alfareras que en Santiago Xochimilco, municipio de Ixtacuixtla, sigue moldeando ollas, molcajetes y recuerdos de barro para fiestas. Quien orgullosa manifestó “moldeando ollas nací y quemándolas moriré”.

Más detalles:➡️Artesanía tlaxcalteca deslumbrará a turistas durante el Mundial de Voleibol de Playa 2023

A su edad ya se le dificulta caminar y necesita de un bastón para hacer sus actividades; los dedos de sus manos están deformados a causa de la artritis que enfrenta por el uso de plomo, aún así, no baja la guardia al darle figura casi perfecta a las ollas de barro.

Sólo cinco talleres subsisten en Santiago Xochimilco. Tomás Baños / El Sol de Tlaxcala


➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

Comenta que a los 17 años se casó y casi luego, su esposo Soledad, le enseñó el arte de la alfarería; tenían un horno a la mitad del patio que sus suegros construyeron, pero como ya estaba por caerse, hicieron otro al fondo del predio, justo frente a un árbol de colorín que ahora tiene 90 años y está plagado.

Rememora que fueron miles de ollas de barro las que moldeó, mientras que su esposo las cocía en el horno de leña. Por décadas usamos plomo para darle esmalte a los recipientes y ya duelen las manos, expresó.

Doña Francisca todo un ejemplo de trabajo en Xochimilco. Tomás Baños / El Sol de Tlaxcala

No dejes de leer:➡️Reconocen Casa de las Artesanías a creadores de artesanías de Ixtenco

Narró que las artesanías eran comerciadas en el mercado de San Martín Texmelucan, Puebla, situado en las calles principales, después, el 13 de mayo de 1994, se mudaron al tianguis en San Lucas Atoyatenco. “Pudimos hacernos de una camioneta para transportar la mercancía, pues en Tenexyecac eran buenos para las cazuelas, pero en Xochimilco nadie nos ganaba en las ollas”.

Refiere que hace 60 años, una olla de barro tenía un precio de 50 centavos. Vendíamos muy bien, el dinero alcanzaba para vestir a nuestros cinco hijos, para comer y para volver a invertir en el taller, el trabajo era de lunes a viernes y los fines de semana salíamos a vender a las fiestas patronales de Tlaxcala y Puebla.

Sólo cinco talleres subsisten en Santiago Xochimilco. Tomás Baños / El Sol de Tlaxcala

Entérate: ➡️Madera tallada de Tizatlán, la artesanía que no pierde ‘mando’ en Tlaxcala

Subrayó que sus artesanías eran muy famosas en ese tiempo, porque los anfitriones regalaban mole a sus invitados en ollas. Explica que ya cumplieron 70 años en esta unión. De éstos, 67 años han sido de trabajo con el barro y el plomo. “Todo por servir se acaba, a Dios gracias que todavía veo y escucho bien, pero ya me cuesta caminar, ya no es como antes que preparábamos el barro en minutos”, reflexiona.

También, resalta que en la década de los noventa les tocó capacitar a hombres y mujeres en el vidriado de las ollas, esta acción fue reconocida por autoridades de la Casa de las Artesanías del gobierno estatal.

Doña Francisca todo un ejemplo de trabajo en Xochimilco. Tomás Baños / El Sol de Tlaxcala

Más información:➡️[Video] Barro bruñido, la brillante artesanía de Atlahapa

Y agregó que su esposo poco sale, pues acaba de cumplir 91 años de edad y está enfermo porque también tiene plomo en la sangre. Ella camina hasta el centro de comunidad para comprar alimentos, el regreso es a paso lento en ascenso. "Así es todos los días, vivimos solos hasta que Dios diga hasta aquí".

- ¿Y quién trabaja las ollas?

No dejes de leer:➡️Reos mejoran vida creando artesanías desde el Cereso

- “Yo, quién más, tengo mi taller donde se prepara el barro y los moldes para crear las artesanías, se dejan secar y luego al horno. El barro de aquí ya se acabó, me lo trae la familia Islas, de Jilotepec, Puebla”.

Admitió que estos trabajos los hace uno de sus trabajadores, pues “se acaban las fuerzas, los huesos duelen, todo por servir se acaba este colorín plagado y yo llevamos la misma edad”.

Infórmate: ➡️Reconocerán labor de los artesanos tlaxcaltecas con certamen estatal

- Señora ¿sus hijos la visitan?

- “Volaron a otros nidos hace años, tres se casaron y viven en otros pueblos y dos están en Estados Unidos, uno es residente, viene a visitarme cada 10 de mayo”; sin embargo, está consciente que pronto abandonará este oficio al que dedicó con disciplina y pasión toda la vida. “Y el día que escuches que he partido a la cita con Dios, ya no habrá ollas de barro ¿quién será el nuevo alfarero?”.

Sigue leyendo:➡️[Actualización] Artesanos, orgullo e identidad tlaxcalteca

SE CONSUME LA ALFARERÍA A FUEGO LENTO EN XOCHIMILCO

De Santiago Xochimilco, un pueblo dedicado a la alfarería durante décadas, ya solo quedan cinco familias dedicadas a este oficio.

Los jóvenes abandonaron la actividad de origen prehispánico y emigraron a Estados Unidos, otros optaron por emplearse en fábricas y algunos son profesionistas.

En este lugar, la alfarería se consume a fuego lento, las únicas evidencias visibles son los antiguos hornos.

Te recomendamos:➡️¿Ya los viste? La artesanía de Ixtenco y su original bienvenida a la Feria de Tlaxcala

HAY ENFERMOS POR PLOMO EN SANGRE

Para la Secretaría de Salud, la exposición al plomo que se usaba para pulir los recipientes de barro, puede producir debilidad y deformación en los dedos de las manos y de los pies.

Te puede interesar:➡️Compra Fonart piezas a artesanos tlaxcaltecas

Al exponerse al metal por muchos años, puede producir anemia, dañar al cerebro y los riñones hasta causar la muerte.

Además, explica que el esmalte de algunos recipientes de barro contienen silicio y óxido de plomo, una mezcla química tóxica para las personas. Cuando el esmalte entra en contacto con el calor el plomo se desprende y contamina los alimentos. Actualmente, los alfareros utilizan un vidriado natural para darle brillo a los utensilios de la cocina.

Municipios

Da primeros resultados el C2 de Contla de Juan Cuamatzi en su primera etapa; operan 22 cámaras de videovigilancia

Trabajan 22 cámaras de videovigilancia en las 12 comunidades; el objetivo es instalar 64 aparatos con tecnología de punta

Local

Deberá ITE aperturar paquetes de la elección de presidencia municipal de Huamantla

El TET dio 72 horas posteriores a la notificación para realizar dicho acto

Cultura

Inician trabajos para conformación del Museo del Carnaval de Tlaxcala

Fueron elegidos los miembros que decidirán el rumbo del proyecto, desde su ubicación hasta su museografía

Deportes

Tienen Coyotes de Tlaxcala nueva piel; se presentaron en “la cueva”

El equipo mostró sus uniformes que portará para encarar el torneo Apertura 2024