/ miércoles 17 de abril de 2019

Pendientes con Hernán Cortés 1/3

Los indígenas fueron atropellados y destruidos ellos y todas sus cosas, que ninguna apariencia les quedó de lo que eran antes, la ambición y codicia por el oro que poseían los pueblos fueron la causa de tales atropellos por los españoles.

  • En estas tres entregas vamos a sugerir algunos elementos de juicio para dimensionar y opinar sobre la crisis de la relación de México con España...

A partir de la exigencia del presidente López Obrador de disculpas al rey Felipe XI por los atropellos que la conquista y la colonias infringieron a los pueblos indígenas originarios.

El primero que exponemos es que, los elementos constitutivos de una Nación son: territorio, cultura y colectividad, en la mayoría de los casos la nación emergente se forma destruyendo otras culturas, invadiendo y arrasando territorios e imponiendo una nueva colectividad, el sincretismo integra componentes diversos de las partes destruidas y de quienes conquistan.

La creación de la nación mexicana es un vivo y dinámico ejemplo de esta fórmula que a la fecha, sigue y seguirá construyéndose. Mencionamos, como ejemplo actual, las decenas de miles de inmigrantes que llegan a instalarse y viven ya en México.

Según el trabajo de investigación de Ernesto Rodríguez Chávez y Salvador Cobo, existen más de 60 mil norteamericanos, 20 mil españoles, 18 mil argentinos, 15 mil colombianos, 11 mil canadienses, 10 mil cubanos, chinos, venezolanos, alemanes, franceses y debemos agregar en los últimos meses, los miles de centroamericanos, caribeños y africanos que llegan a nuestro territorio con el fin de cruzar a los EEUU pero que muchos de ellos se quedan a vivir en nuestro país.

Más de trecientos mil extranjeros viviendo en México que se asimilan a nuestra forma de vida y a nuestra nación, con su cultura, visión, valores, costumbres, bajo la fórmula del sincretismo.

Esta conformación ha tenido varias etapas y múltiples componentes, la morenés con el cabello rizado, uno de sus orígenes es africano como sucede con algunos habitantes de Veracruz, Guerrero, Morelos, etc.

Muy a propósito de la celebración de los 500 años de encuentro de dos culturas, surge la polémica entre los gobiernos de España, el Vaticano y México debido a la carta de exigencia de disculpas del primero de marzo de 2019 al rey Felipe VI de España y al Papa Francisco por los atropellos en la época de la conquista y la Colonia.

Hay muchos enfoques y puntos de vista, pero debo precisar al menos dos preceptos: el primero es que debemos ser cautos al analizar o juzgar acontecimientos de hace 500 años, es difícil hacerlo con componentes axiológicos actuales, en donde apenas tratamos de entender en la población abierta la verdadera dimensión de la propuesta de derechos humanos que se maneja actualmente.

El segundo precepto es que no podríamos empatar ningún juicio de algún pasaje histórico cuando la construcción de la historia que relata esos hechos ha sido interpretada en forma muy diferente en España, en el Vaticano y en México.

Para ejemplificar este precepto podemos añadir un elemento de análisis y mencionar una pequeña parte de la obra del maestro y antropólogo Miguel León Portilla, historiador reconocido, quien argumenta que es muy diferente la visión de los vencedores a “La visión de los vencidos”.

Considero relevante adentrarnos en la obra del antropólogo León Portilla, al menos en la esencia de su obra que a continuación exponemos un pequeño apartado de la obra publicada en 1959, para poder realizar esta obra, Miguel León Portilla se apoyó de estudios del náhuatl, para mejor interpretar los testimonios de los códices, “La visión de los vencidos” recoge diversos testimonios indígenas que relatan los sucesos que acontecieron en México a la llegada del conquistador Hernán Cortés.

Plasma el engaño que sufrieron los indígenas por parte de los españoles, las enfermedades, las batallas que libraron, sus temores ante la incomprensión de lo que ocurría, su llanto al ver su pueblo masacrado, la cobardía, en fin, todo lo relacionado a la triste historia de la conquista de México.

Lo interesante de este texto es la representación de la conquista desde el punto de vista de los oprimidos, de los masacrados, de los saqueados.

Un pequeño pasaje de la obra relata lo ocurrido en una fiesta, la de Tóxcatl, “mientras se van enlazando unos cantos aparecen los españoles entrando al patio sagrado, cercan a los que bailan dieron un tajo al que tocaba y le cortaron ambos brazos, luego lo decapitaron, lejos cayó la cabeza y de repente todos los españoles acuchillan y los descabezan con sus espadas por detrás, hieren a unos en hombros otros en piernas y quedan desgarrados en el piso, sus entrañas caían en tierra, corrían algunos arrastrando los intestinos con los que se enredaban los pies y caían”.

Los indígenas fueron atropellados y destruidos ellos y todas sus cosas, que ninguna apariencia les quedó de lo que eran antes, la ambición y codicia por el oro que poseían los pueblos fueron la causa de tales atropellos por los españoles.

Es necesario conocer estos puntos de vista de la conquista, nos ayuda a tener una idea más concreta y objetiva de cómo fue, que sucedió, apartando el enfoque con el que los españoles, narraron la gesta en la mayoría de los libros de historia con las que se educaron españoles y europeos.

Podemos complementar nuestras fuentes con textos de Motolinia, Olmos, Sahagún.

e-mail: ffloresms@hotmail.com


Los indígenas fueron atropellados y destruidos ellos y todas sus cosas, que ninguna apariencia les quedó de lo que eran antes, la ambición y codicia por el oro que poseían los pueblos fueron la causa de tales atropellos por los españoles.

  • En estas tres entregas vamos a sugerir algunos elementos de juicio para dimensionar y opinar sobre la crisis de la relación de México con España...

A partir de la exigencia del presidente López Obrador de disculpas al rey Felipe XI por los atropellos que la conquista y la colonias infringieron a los pueblos indígenas originarios.

El primero que exponemos es que, los elementos constitutivos de una Nación son: territorio, cultura y colectividad, en la mayoría de los casos la nación emergente se forma destruyendo otras culturas, invadiendo y arrasando territorios e imponiendo una nueva colectividad, el sincretismo integra componentes diversos de las partes destruidas y de quienes conquistan.

La creación de la nación mexicana es un vivo y dinámico ejemplo de esta fórmula que a la fecha, sigue y seguirá construyéndose. Mencionamos, como ejemplo actual, las decenas de miles de inmigrantes que llegan a instalarse y viven ya en México.

Según el trabajo de investigación de Ernesto Rodríguez Chávez y Salvador Cobo, existen más de 60 mil norteamericanos, 20 mil españoles, 18 mil argentinos, 15 mil colombianos, 11 mil canadienses, 10 mil cubanos, chinos, venezolanos, alemanes, franceses y debemos agregar en los últimos meses, los miles de centroamericanos, caribeños y africanos que llegan a nuestro territorio con el fin de cruzar a los EEUU pero que muchos de ellos se quedan a vivir en nuestro país.

Más de trecientos mil extranjeros viviendo en México que se asimilan a nuestra forma de vida y a nuestra nación, con su cultura, visión, valores, costumbres, bajo la fórmula del sincretismo.

Esta conformación ha tenido varias etapas y múltiples componentes, la morenés con el cabello rizado, uno de sus orígenes es africano como sucede con algunos habitantes de Veracruz, Guerrero, Morelos, etc.

Muy a propósito de la celebración de los 500 años de encuentro de dos culturas, surge la polémica entre los gobiernos de España, el Vaticano y México debido a la carta de exigencia de disculpas del primero de marzo de 2019 al rey Felipe VI de España y al Papa Francisco por los atropellos en la época de la conquista y la Colonia.

Hay muchos enfoques y puntos de vista, pero debo precisar al menos dos preceptos: el primero es que debemos ser cautos al analizar o juzgar acontecimientos de hace 500 años, es difícil hacerlo con componentes axiológicos actuales, en donde apenas tratamos de entender en la población abierta la verdadera dimensión de la propuesta de derechos humanos que se maneja actualmente.

El segundo precepto es que no podríamos empatar ningún juicio de algún pasaje histórico cuando la construcción de la historia que relata esos hechos ha sido interpretada en forma muy diferente en España, en el Vaticano y en México.

Para ejemplificar este precepto podemos añadir un elemento de análisis y mencionar una pequeña parte de la obra del maestro y antropólogo Miguel León Portilla, historiador reconocido, quien argumenta que es muy diferente la visión de los vencedores a “La visión de los vencidos”.

Considero relevante adentrarnos en la obra del antropólogo León Portilla, al menos en la esencia de su obra que a continuación exponemos un pequeño apartado de la obra publicada en 1959, para poder realizar esta obra, Miguel León Portilla se apoyó de estudios del náhuatl, para mejor interpretar los testimonios de los códices, “La visión de los vencidos” recoge diversos testimonios indígenas que relatan los sucesos que acontecieron en México a la llegada del conquistador Hernán Cortés.

Plasma el engaño que sufrieron los indígenas por parte de los españoles, las enfermedades, las batallas que libraron, sus temores ante la incomprensión de lo que ocurría, su llanto al ver su pueblo masacrado, la cobardía, en fin, todo lo relacionado a la triste historia de la conquista de México.

Lo interesante de este texto es la representación de la conquista desde el punto de vista de los oprimidos, de los masacrados, de los saqueados.

Un pequeño pasaje de la obra relata lo ocurrido en una fiesta, la de Tóxcatl, “mientras se van enlazando unos cantos aparecen los españoles entrando al patio sagrado, cercan a los que bailan dieron un tajo al que tocaba y le cortaron ambos brazos, luego lo decapitaron, lejos cayó la cabeza y de repente todos los españoles acuchillan y los descabezan con sus espadas por detrás, hieren a unos en hombros otros en piernas y quedan desgarrados en el piso, sus entrañas caían en tierra, corrían algunos arrastrando los intestinos con los que se enredaban los pies y caían”.

Los indígenas fueron atropellados y destruidos ellos y todas sus cosas, que ninguna apariencia les quedó de lo que eran antes, la ambición y codicia por el oro que poseían los pueblos fueron la causa de tales atropellos por los españoles.

Es necesario conocer estos puntos de vista de la conquista, nos ayuda a tener una idea más concreta y objetiva de cómo fue, que sucedió, apartando el enfoque con el que los españoles, narraron la gesta en la mayoría de los libros de historia con las que se educaron españoles y europeos.

Podemos complementar nuestras fuentes con textos de Motolinia, Olmos, Sahagún.

e-mail: ffloresms@hotmail.com


miércoles 17 de abril de 2019

Pendientes con Hernán Cortés 1/3

miércoles 10 de abril de 2019

La cocina tlaxcalteca 3/3

miércoles 03 de abril de 2019

La cocina tlaxcalteca (2/2)

miércoles 27 de marzo de 2019

La cocina tlaxcalteca (1/3)

miércoles 13 de marzo de 2019

Hilos que mueven la migración hondureña

miércoles 20 de febrero de 2019

El negocio de la energía eléctrica en México

Cargar Más