/ jueves 14 de febrero de 2019

DESHOJANDO EL CEMPAXUCHIL

Se han incrementado la violencia, la inseguridad, así como la ralea de los corruptos

Viendo los noticieros nos asombramos de la cantidad de violencia, que va desde los accidentes de tráfico, hasta asesinatos a sangre fría, emboscadas y maltrato a policías, casi siembre indefensos tanto en armas como en número,

Y ¿qué me dicen de los linchamientos? y ¿de la psicosis que se ha creado entre las usuarias del metro? ¿Qué estamos haciendo? ¿En qué sociedad nos estamos convirtiendo? Cerramos carreteras sin parar en costos, aunque con ello fastidiemos al país… pero eso sí ¡nuestros “derechos laborales” ganados con nuestro trabajo y el sudor de nuestra frente deben estar a salvo! Cierres de carreteras, bloqueos de vías de tren, toma y vandalización de oficinas diversas... Los maestros cada día más ensoberbecidos y causando más daños. Se ha incrementado el número de asesinatos dolosos, tenemos el poder legislativo – en ambas Cámaras- a la orden del “jefe”. Mientras éste cada mañana pareciera que elige a un grupo de empresarios o exitosos hombres de negocios a los cuales acusa de lo que se le ocurre, casi siempre de corrupción ¿y esto está causando desencanto en las masas? ¡Claro que no!, cada día tiene más simpatizantes, porque está yendo al fondo de las más primigenias y viles pasiones del ser humano, en este caso del mexicano! “Los ricos son malos” y “los pobres son la sal de la tierra”. No tenemos por qué “dejarnos de los otros” y entonces agarramos piedras, palos, fabricamos bombas molotov y atacamos a quien se opone a nuestros antojos, así sean los representantes del orden. Y a pesar del crecimiento de la inseguridad, de la incertidumbre cotidiana, de la espera de cada conferencia mañanera para ver a quien en esta ocasión se culpa de ser traídor o corrupto. De verdad, cada día da más miedo salir a la calle, no vaya a ser que alguien crea que uno es rico y quiera la paridad. Por lo pronto la pregunta sería ¿en qué clase de país nos estamos convirtiendo? Llevamos prisa, mucha prisa, pero ¿y los resultados? ¿cuándo los veremos? ¿Seremos un mejor país cuando las aguas revueltas se asienten o, estaremos todos contra todos viviendo en un país sin pies ni cabeza? Estoy viendo pasar los días con un dejo de esperanza y con mucha fe. Y mientras le rezo a mis santos consentidos para que la bola de “cabecitas blancas” que forman parte del gabinete con mensajes del pasado no destruya lo que quedaba de bueno en nuestro país.

¿Por cuánto tiempo más quedarán indefensos nuestros policías?

Cuando vemos de repente tomas de cinco policías asesinados y puestos en un taxi robado, la manera en que los agreden cuando tratan de salvar a alguien a punto de ser linchado, a veces con no más armas que escudos de plástico y toletes, me hago dos preguntas: ¿si yo fuera policía arriesgaría mi vida por el sueldo miserable que normalmente les pagan, mientras ediles y gobernadores engordan sus arcas con mi salario y el de mis compañeros? y otra pregunta Me preguntaba ¿qué a hecho que se esté desbordando tanta ira reprimida, tanta violencia contenida, no contra de quien es culpable, sino que en muchas ocasiones de quien se dice que es culpable?, varios inocentes han muerto a causa de falsas acusaciones, lo peor del caso es que jamás nadie es castigado por eso. ¿Cómo es posible que cualquier persona “normal” saque de su casa gasolina y cerillos dispuesta a linchar a cualquiera, mientras no se tome la decisión de crear el tipo de policía que necesitamos y mientras López Obrador no mande el mensaje de que “a esta me la respetan”, en lugar de decir que jamás se usará la fuerza policiaca para “reprimir a quienes tanto daño están causando a la nación? Varios desaciertos, alcahueterías y falta de acción ya le han costado al país miles de millones de dólares, ¿el dinero en las arcas con tantas pérdidas y dádivas prometidas, no tendrá fin?

De dulce, de chile y de manteca

¡Vaya ridículo a nivel nacional cuando al presidente municipal de Zitlaltepec la mamá y el hermano lo cacharon en situación poco ortodoxa y bastante comprometida, al grado de acusarlo de trata de blancas y de exhibirlo en las redes sociales en paños menores!… Cada vez que salimos a las calles de Tlaxcala y/o a las carreteras nos encontramos con que la movilidad es una verdadera locura, excesos de combis con choferes más que juveniles o cuasi senectos, siempre dan la nota, y muchos autobuses foráneos ya debieron pasar a mejor vida hace varios años, y eso de que usted tome un autobús en la central “por seguridad” se anula, ya que la esquina de la propia central, en “el trébol” y en la carretera a México, se suben uno o varios individuos ¿qué seguridad puede tener uno con eso? ¿Los concesionarios lo aceptan para tener contentos a los operadores? Ahora con la propuesta de la nueva ley de movilidad resulta que algún diputado que no es de la comisión se queja, Indalecio, el barbón y eterno líder transportista, se queja de que no fueron consultados, ni tomados en cuenta para el análisis de dicha iniciativa. La nueva Ley de Movilidad, por increíble que parezca, dividió y confrontó a diputados y líderes transportistas, Los transportistas se quejaron de que jamás fueron tomados en cuenta para el análisis de la citada iniciativa llevada el pasado jueves al pleno, la cual, argumentaron, les afecta, sobre todo, la intención de autorizar en el estado la operación de las plataformas digitales de taxis, que abriría la competencia con otras similares a la de Pronto. ¿ y qué hacer con nuestros taxis? Los más destartalados, caros y malos del país?

Nuestro correo:www.susana_fernandez2@yahoo.com.mx

Para leer la columna: www.deshojandoelcempaxuchil.com

Se han incrementado la violencia, la inseguridad, así como la ralea de los corruptos

Viendo los noticieros nos asombramos de la cantidad de violencia, que va desde los accidentes de tráfico, hasta asesinatos a sangre fría, emboscadas y maltrato a policías, casi siembre indefensos tanto en armas como en número,

Y ¿qué me dicen de los linchamientos? y ¿de la psicosis que se ha creado entre las usuarias del metro? ¿Qué estamos haciendo? ¿En qué sociedad nos estamos convirtiendo? Cerramos carreteras sin parar en costos, aunque con ello fastidiemos al país… pero eso sí ¡nuestros “derechos laborales” ganados con nuestro trabajo y el sudor de nuestra frente deben estar a salvo! Cierres de carreteras, bloqueos de vías de tren, toma y vandalización de oficinas diversas... Los maestros cada día más ensoberbecidos y causando más daños. Se ha incrementado el número de asesinatos dolosos, tenemos el poder legislativo – en ambas Cámaras- a la orden del “jefe”. Mientras éste cada mañana pareciera que elige a un grupo de empresarios o exitosos hombres de negocios a los cuales acusa de lo que se le ocurre, casi siempre de corrupción ¿y esto está causando desencanto en las masas? ¡Claro que no!, cada día tiene más simpatizantes, porque está yendo al fondo de las más primigenias y viles pasiones del ser humano, en este caso del mexicano! “Los ricos son malos” y “los pobres son la sal de la tierra”. No tenemos por qué “dejarnos de los otros” y entonces agarramos piedras, palos, fabricamos bombas molotov y atacamos a quien se opone a nuestros antojos, así sean los representantes del orden. Y a pesar del crecimiento de la inseguridad, de la incertidumbre cotidiana, de la espera de cada conferencia mañanera para ver a quien en esta ocasión se culpa de ser traídor o corrupto. De verdad, cada día da más miedo salir a la calle, no vaya a ser que alguien crea que uno es rico y quiera la paridad. Por lo pronto la pregunta sería ¿en qué clase de país nos estamos convirtiendo? Llevamos prisa, mucha prisa, pero ¿y los resultados? ¿cuándo los veremos? ¿Seremos un mejor país cuando las aguas revueltas se asienten o, estaremos todos contra todos viviendo en un país sin pies ni cabeza? Estoy viendo pasar los días con un dejo de esperanza y con mucha fe. Y mientras le rezo a mis santos consentidos para que la bola de “cabecitas blancas” que forman parte del gabinete con mensajes del pasado no destruya lo que quedaba de bueno en nuestro país.

¿Por cuánto tiempo más quedarán indefensos nuestros policías?

Cuando vemos de repente tomas de cinco policías asesinados y puestos en un taxi robado, la manera en que los agreden cuando tratan de salvar a alguien a punto de ser linchado, a veces con no más armas que escudos de plástico y toletes, me hago dos preguntas: ¿si yo fuera policía arriesgaría mi vida por el sueldo miserable que normalmente les pagan, mientras ediles y gobernadores engordan sus arcas con mi salario y el de mis compañeros? y otra pregunta Me preguntaba ¿qué a hecho que se esté desbordando tanta ira reprimida, tanta violencia contenida, no contra de quien es culpable, sino que en muchas ocasiones de quien se dice que es culpable?, varios inocentes han muerto a causa de falsas acusaciones, lo peor del caso es que jamás nadie es castigado por eso. ¿Cómo es posible que cualquier persona “normal” saque de su casa gasolina y cerillos dispuesta a linchar a cualquiera, mientras no se tome la decisión de crear el tipo de policía que necesitamos y mientras López Obrador no mande el mensaje de que “a esta me la respetan”, en lugar de decir que jamás se usará la fuerza policiaca para “reprimir a quienes tanto daño están causando a la nación? Varios desaciertos, alcahueterías y falta de acción ya le han costado al país miles de millones de dólares, ¿el dinero en las arcas con tantas pérdidas y dádivas prometidas, no tendrá fin?

De dulce, de chile y de manteca

¡Vaya ridículo a nivel nacional cuando al presidente municipal de Zitlaltepec la mamá y el hermano lo cacharon en situación poco ortodoxa y bastante comprometida, al grado de acusarlo de trata de blancas y de exhibirlo en las redes sociales en paños menores!… Cada vez que salimos a las calles de Tlaxcala y/o a las carreteras nos encontramos con que la movilidad es una verdadera locura, excesos de combis con choferes más que juveniles o cuasi senectos, siempre dan la nota, y muchos autobuses foráneos ya debieron pasar a mejor vida hace varios años, y eso de que usted tome un autobús en la central “por seguridad” se anula, ya que la esquina de la propia central, en “el trébol” y en la carretera a México, se suben uno o varios individuos ¿qué seguridad puede tener uno con eso? ¿Los concesionarios lo aceptan para tener contentos a los operadores? Ahora con la propuesta de la nueva ley de movilidad resulta que algún diputado que no es de la comisión se queja, Indalecio, el barbón y eterno líder transportista, se queja de que no fueron consultados, ni tomados en cuenta para el análisis de dicha iniciativa. La nueva Ley de Movilidad, por increíble que parezca, dividió y confrontó a diputados y líderes transportistas, Los transportistas se quejaron de que jamás fueron tomados en cuenta para el análisis de la citada iniciativa llevada el pasado jueves al pleno, la cual, argumentaron, les afecta, sobre todo, la intención de autorizar en el estado la operación de las plataformas digitales de taxis, que abriría la competencia con otras similares a la de Pronto. ¿ y qué hacer con nuestros taxis? Los más destartalados, caros y malos del país?

Nuestro correo:www.susana_fernandez2@yahoo.com.mx

Para leer la columna: www.deshojandoelcempaxuchil.com

jueves 23 de mayo de 2019

DESHOJANDO EL CEMPAXUCHIL

jueves 16 de mayo de 2019

Deshojando el cempaxúchil

jueves 09 de mayo de 2019

Deshojando el cempaxúchil

jueves 02 de mayo de 2019

Deshojando el cempaxúchil

viernes 26 de abril de 2019

Deshojando el cempaxúchil

jueves 11 de abril de 2019

Deshojando el cempaxúchil

jueves 28 de marzo de 2019

Deshojando el cempaxúchil

jueves 21 de marzo de 2019

Deshojando el cempaxúchil

jueves 14 de marzo de 2019

Deshojando el cempaxúchil

jueves 07 de marzo de 2019

Deshojando el Cempaxuchil

Cargar Más