/ viernes 21 de junio de 2019

¿Tlaxcallan traidora? ¿Será cierto?

Desde hace mucho tiempo los tlaxcaltecas son señalados como traidores por el hecho histórico de hacer alianza hace 500 años con el grupo de iberos encabezados por el aventurero Hernán Cortés. Después de hacer un somero análisis de la historia asentada en la obra de Bernal Díaz del Castillo y juzgada con sentido común, se llega a una conclusión que exime de culpa alguna al gobierno de la etnia tlaxcalteca de haber sido traidor. ¿Traidor contra quién? ¿Hubo motivo poderoso para guerrear contra el imperio astecatl?

Iniciemos por la etimología del actual nombre Tlaxcala, la cual está conformada originalmente por tlaxcalli: (la ll, con sonido de l, alargada), tortilla, y tlan: lugar y como se sabe; la gramática náhuatl acata para descifrar los vocablos, el ordenamiento natural del cerebro, no utiliza el ordenamiento deformado del español. Por tanto Tlaxcal-lan, significa “lugar de tortillas”, el vocablo ha sufrido apócopes como el de lan, por tlan, y la: por; lan. Quedando ese vocablo aborigen, como actualmente se escribe: Tlaxcala.

Cuando llegaron los españoles, el citado mestizaje ya se había registrado con indígenas de una región de Tabasco, españoles, años antes; ya formaban parte de la etnia en la que fueron admitidos, y rescatados por Hernán Cortés, y de ese pueblo recibió a 20 doncellas entre ellas a una bella mujer llamada Malinalli, cuyo nombre en diminutivo es: Malintsin, y que ahora; mal escrito, contra las normas gramaticales del náhuatl, se anota: Malintzi. La que se convirtió de acuerdo al significado autóctono en Malinche, por convivir como esposa de Cortez, ya que la letra “e” al final de la palabra significa posesión, así que: por ello a Cortés le nombraban “el señor Malinche”. Malinalli, según la historia fue hija de princesa asteca, la que perdió al marido por muerte, quedando huérfana, pero al contraer compromiso su madre con otro hombre, este la detestaba, por lo cual fue dada a mercaderes, que pasaban por Painallan (pueblo). Dominaba el náhuatl, el maya y finalmente el “castilla”, políglota que sirvió en gran medida como traductora para Cortés, esencialmente estableciendo comunicación importante para efectuar alianza con el pueblo de Tlaxcallan, regido por un gobierno constituido por cuatro dirigentes principales. Uno de los más viejos se llamó Xicohténcatl (el viejo), el que gozaba de mayor rango.

Cortés al llegar al lugar que ahora se llama Veracruz intimida a la etnia que habitaba esa región y la hace su aliada, tomando antecedente que Malinalli le había proporcionado respecto a la actitud del imperio de Tenochtitlan hacia los pueblos que tenía subyugados, y que en ese tiempo gobernaba Moctezuma. El astuto Cortés consideró que ese imperio se había hecho enemigos de varios pueblos a los que había sometido en su totalidad o en parte. Entre ellos Tlaxcallan (el pueblo), sufría la represión militar y comercial. En el caso del comercio, Moctezuma tenía amenazados a comerciantes para realizar trueque con los tlaxcalteca, los que según la historia esta disposición tenochca, los tenía sin (NA), sal extraída del mar desde hacía seis años antes de la llegada de iberos. Además de agredirlos con el ejército oficial astecatl.

Cortés, sabedor de abusos del poder imperial, utiliza como argumento terminar con ellos. Por ello al conseguir audiencia con el gobierno (la república), de Tlaxcallan, logra la alianza para combatir contra el ejército imperial, con el propósito de terminar con abusos del enemigo y por convenir al Estado, considerando la futura libertad sin restricciones, se lanza a combatir al lado español. Los Señoríos aborígenes, admiten esa alianza guerrera para obtener paz y, mediante ella obtener el bienestar de pueblos tlaxcalteca. Una vez conseguida la derrota de los mexica, inicia el vasallaje de las tropas de Cortés, siendo éste el verdadero traidor con los que coadyuvaron a obtener sus deseos; que no eran otros: sino, la atracción del oro.

Los hechos consumados y anotados, están plenamente justificados, porque en territorio ahora conformado: México, existían más de 200 pueblos con distinto lenguaje y costumbres, es cierto el pueblo tenochca y el tlaxcalteca, hablaban la misma lengua, pero… eran independientes en cuanto a su gobierno y a su forma de vivir. Tlaxcala era como Tenochtitlan, una nación independiente. ¿Entonces, dónde está la traición?

Desde hace mucho tiempo los tlaxcaltecas son señalados como traidores por el hecho histórico de hacer alianza hace 500 años con el grupo de iberos encabezados por el aventurero Hernán Cortés. Después de hacer un somero análisis de la historia asentada en la obra de Bernal Díaz del Castillo y juzgada con sentido común, se llega a una conclusión que exime de culpa alguna al gobierno de la etnia tlaxcalteca de haber sido traidor. ¿Traidor contra quién? ¿Hubo motivo poderoso para guerrear contra el imperio astecatl?

Iniciemos por la etimología del actual nombre Tlaxcala, la cual está conformada originalmente por tlaxcalli: (la ll, con sonido de l, alargada), tortilla, y tlan: lugar y como se sabe; la gramática náhuatl acata para descifrar los vocablos, el ordenamiento natural del cerebro, no utiliza el ordenamiento deformado del español. Por tanto Tlaxcal-lan, significa “lugar de tortillas”, el vocablo ha sufrido apócopes como el de lan, por tlan, y la: por; lan. Quedando ese vocablo aborigen, como actualmente se escribe: Tlaxcala.

Cuando llegaron los españoles, el citado mestizaje ya se había registrado con indígenas de una región de Tabasco, españoles, años antes; ya formaban parte de la etnia en la que fueron admitidos, y rescatados por Hernán Cortés, y de ese pueblo recibió a 20 doncellas entre ellas a una bella mujer llamada Malinalli, cuyo nombre en diminutivo es: Malintsin, y que ahora; mal escrito, contra las normas gramaticales del náhuatl, se anota: Malintzi. La que se convirtió de acuerdo al significado autóctono en Malinche, por convivir como esposa de Cortez, ya que la letra “e” al final de la palabra significa posesión, así que: por ello a Cortés le nombraban “el señor Malinche”. Malinalli, según la historia fue hija de princesa asteca, la que perdió al marido por muerte, quedando huérfana, pero al contraer compromiso su madre con otro hombre, este la detestaba, por lo cual fue dada a mercaderes, que pasaban por Painallan (pueblo). Dominaba el náhuatl, el maya y finalmente el “castilla”, políglota que sirvió en gran medida como traductora para Cortés, esencialmente estableciendo comunicación importante para efectuar alianza con el pueblo de Tlaxcallan, regido por un gobierno constituido por cuatro dirigentes principales. Uno de los más viejos se llamó Xicohténcatl (el viejo), el que gozaba de mayor rango.

Cortés al llegar al lugar que ahora se llama Veracruz intimida a la etnia que habitaba esa región y la hace su aliada, tomando antecedente que Malinalli le había proporcionado respecto a la actitud del imperio de Tenochtitlan hacia los pueblos que tenía subyugados, y que en ese tiempo gobernaba Moctezuma. El astuto Cortés consideró que ese imperio se había hecho enemigos de varios pueblos a los que había sometido en su totalidad o en parte. Entre ellos Tlaxcallan (el pueblo), sufría la represión militar y comercial. En el caso del comercio, Moctezuma tenía amenazados a comerciantes para realizar trueque con los tlaxcalteca, los que según la historia esta disposición tenochca, los tenía sin (NA), sal extraída del mar desde hacía seis años antes de la llegada de iberos. Además de agredirlos con el ejército oficial astecatl.

Cortés, sabedor de abusos del poder imperial, utiliza como argumento terminar con ellos. Por ello al conseguir audiencia con el gobierno (la república), de Tlaxcallan, logra la alianza para combatir contra el ejército imperial, con el propósito de terminar con abusos del enemigo y por convenir al Estado, considerando la futura libertad sin restricciones, se lanza a combatir al lado español. Los Señoríos aborígenes, admiten esa alianza guerrera para obtener paz y, mediante ella obtener el bienestar de pueblos tlaxcalteca. Una vez conseguida la derrota de los mexica, inicia el vasallaje de las tropas de Cortés, siendo éste el verdadero traidor con los que coadyuvaron a obtener sus deseos; que no eran otros: sino, la atracción del oro.

Los hechos consumados y anotados, están plenamente justificados, porque en territorio ahora conformado: México, existían más de 200 pueblos con distinto lenguaje y costumbres, es cierto el pueblo tenochca y el tlaxcalteca, hablaban la misma lengua, pero… eran independientes en cuanto a su gobierno y a su forma de vivir. Tlaxcala era como Tenochtitlan, una nación independiente. ¿Entonces, dónde está la traición?

viernes 15 de noviembre de 2019

Asilo a Evo Morales: tradición mexicana

viernes 08 de noviembre de 2019

Hermoso arreglo floral del municipio

viernes 01 de noviembre de 2019

Día de Muertos, patrimonio de la humanidad

viernes 25 de octubre de 2019

Reformarán al sistema jurídico mexicano

viernes 18 de octubre de 2019

Cae “gran líder” petrolero

viernes 11 de octubre de 2019

A 500 años: ¿Conquista española?

viernes 04 de octubre de 2019

500 años: ¿Malinche o Matlalcueyetl?

viernes 27 de septiembre de 2019

Reformaran artículo 94 constitucional

viernes 20 de septiembre de 2019

Morelos: “Siervo de la Nación”

Cargar Más