/ jueves 20 de junio de 2019

DESHOJANDO EL CEMPAXÚCHIL

¿Migración, migrantes, EEUU y municipios fronterizos afectados?

Hablar de migraciones y migrantes conlleva un análisis de diversas facetas. El ser humano empezó su presencia en este planeta siendo nómada, buscando agua, frutos, espacios en los cuales cazar animales; en pocas palabras, buscando las condiciones adecuadas para sobrevivir. Con el paso del tiempo nos volvimos sedentarios.

Sin embargo, las migraciones continuaron por razones diversas: condiciones de salud, inseguridad, falta de empleo y persecución política o criminal, de las que muchos migrantes están acusando a sus respectivos países -lo cual tampoco es nuevo, pues a través de los siglos se han dado migraciones causadas por sequias, inundaciones y crisis económicas y políticas-. Imagino a un presidente municipal al que, de repente, sin tener condiciones donde albergarlos, ni dinero para mantenerlos, le llegan cientos, miles, de migrantes, los cuales por las condiciones de los albergues y la cantidad de los demandantes, que van “in crescendo”, las autoridades locales con un presupuesto restringido, obligadas a mantenerlos en condiciones denigrantes.

Vemos a los migrantes obligados a salir a las calles a pedir dinero, porque en esta ocasión no dejaron a la familia y vinieron sólo los hombres, en esta ocasión, cargaron con la esposa, hijos y hasta la suegra. Se imaginan, por ejemplo, a los que rescataron el fin de semana, casi 800 personas, entre mujeres, hombres y niños, hacinados en el fondo de cuatro camiones, con el riesgo de morir unos congelados y otros pasándola muy mal por las condiciones del viaje, por el que pagaron –se dice- alrededor de 50 mil pesos; cuando ya llevaban recorrida la mitad del camino los encontraron y “va pa’tras”, mermada la salud, habiendo quedado endeudados en sus países de origen, sin haber cambiado las causas por las que tuvieron que huir, además de sumar los maltratos de quienes los encuentran en el camino… ahora bien, los regresan ¿ a costa de quién? Los mexicanos pagamos el transporte a sus países de origen. No es mala la idea de cambiar las circunstancias de los países originarios con mayor inversión para mejorar las condiciones socioeconómicas, la pregunta es ¿qué originó esos desplazamientos masivos de migrantes, no solo centroamericanos sino africanos y de otras nacionalidades, quienes ya eligieron México como camino de entrada a los EEUU? ¿Habrá sido acaso la invitación de brazos abiertos que hiciera nuestro señor presidente? López Obrador, después de ganar las elecciones, se comprometió —sin medir las consecuencias y al margen de una estrategia— a dar visas de trabajo a los migrantes centroamericanos, esta oferta, populista más que humanitaria, se tradujo en un tsunami de indocumentados que favoreció principalmente a las pandillas y grupos del crimen organizado. Lo malo es que al menos el 40 por ciento de los paisanos no quiere extranjeros en nuestro territorio ¿las razones? Incremento de inseguridad, reducción de las oportunidades de empleo, gastos que le cuestan a México, ya que hay que mantenerlos mientras llegan a los EEUU. En fin, veremos y diremos.

Y lo peor no ha llegado

Al contestar a Trump, después de la amenaza de la aplicación de aranceles, AMLO en su carta expresó su admiración por un ex mandatario estadounidense “El presidente Roosevelt quien dijo en la misiva.: “fue un titán de las libertades”, Alguien que “proclamó los cuatro derechos fundamentales del hombre: el derecho a la libertad de palabra; el derecho a la libertad de culto; el derecho a vivir libre de temores y el derecho a vivir libre de miseria”. -¡ojala se aplicara eso en nuestro país- Aunado a lo anterior, al mandar a 6 mil miembros de la guardia nacional a resguardar la frontera sur, los habitantes de Chiapas, pensaron ¡será un buen negocio! ¡Podremos alquilar habitaciones y darles de comer! Pero… ¿tendrán los recursos suficientes para enfrentar sus gastos? Hablamos de 6 mil personas más, además de los migrantes que pasan sin ningún recato la frontera. Los están deteniendo, exigiéndoles que se registren y a la gran mayoría devolviéndolos a sus países. Los gringos –especialmente el grupo de xenófobos a los que quiere seguir halagando Trump, y nosotros, claro, que nos quedamos sin opciones y nos tiene bien puesta la bota en su cuello, pues no nos queda más que acatar los caprichos del experto en ventas de edificios, de modo que, antes de convertirnos en “tercer país seguro”, ya aceptamos que a los miles de migrantes que están esperando la solución a su solicitud de exilio en los Estados Unidos, hay que admitirlos en nuestro territorio, y proporcionarles techo comida y trabajo, además de salud, etc.. Inimaginables las penurias, miserias, vejaciones y sufrimiento que les cuesta a los miles de migrantes tratar de llegar al vecino país del norte, para que, llegados a nuestras manos, indefectiblemente haya que regresarlos a su país de origen, por órdenes del güero desabrido del norte, pero…

La inseguridad sigue rampante en Tlaxcala

Yo sé que, en Tlaxcala, como en cualquier estado o país, existen índices de inseguridad y delincuencia, aunque sean mínimos, solo que en nuestro estado cuando sucedía un crimen, ¡uffff qué novedad!, pero ahora las muertes violentas se han convertido en parte de nuestra cotidianidad. Por un lado, al parecer nos invaden delincuentes de estados vecinos y, por otro, debido a la masiva información recibida por los noticieros, ya estamos vacunados contra la impresión y rechazo que causa la barbarie de los crímenes cometidos por la delincuencia. Mientras no limpiemos juzgados, ministerios públicos, magistrados, policía judicial, etc., cualquiera de ellos que viva fuera de su estatus, debe verse sospechoso, el dinero no crece en árboles y si alguien tiene una casa fuera de su estatus económico, o tiene varios carros y manda a sus hijos a escuelas de colegiaturas millonarias, deberíamos preguntarnos ¿de dónde $$$$$$$? Debemos recordar que cuando el río suena agua lleva y que, si de alguien hay rumores, habrá que investigarlo, lo mismo a los anteriormente aludidos que a la policía judicial. En fin, Tlaxcala está llevando al cabo obras ampliamente pospuestas que se van a cristalizar en este gobierno, pero causa temor que se haya incrementado pavorosamente la inseguridad.

www.susana_fernandez2@yahoo.com.mx

www.deshojandoelcempaxuchil.com

¿Migración, migrantes, EEUU y municipios fronterizos afectados?

Hablar de migraciones y migrantes conlleva un análisis de diversas facetas. El ser humano empezó su presencia en este planeta siendo nómada, buscando agua, frutos, espacios en los cuales cazar animales; en pocas palabras, buscando las condiciones adecuadas para sobrevivir. Con el paso del tiempo nos volvimos sedentarios.

Sin embargo, las migraciones continuaron por razones diversas: condiciones de salud, inseguridad, falta de empleo y persecución política o criminal, de las que muchos migrantes están acusando a sus respectivos países -lo cual tampoco es nuevo, pues a través de los siglos se han dado migraciones causadas por sequias, inundaciones y crisis económicas y políticas-. Imagino a un presidente municipal al que, de repente, sin tener condiciones donde albergarlos, ni dinero para mantenerlos, le llegan cientos, miles, de migrantes, los cuales por las condiciones de los albergues y la cantidad de los demandantes, que van “in crescendo”, las autoridades locales con un presupuesto restringido, obligadas a mantenerlos en condiciones denigrantes.

Vemos a los migrantes obligados a salir a las calles a pedir dinero, porque en esta ocasión no dejaron a la familia y vinieron sólo los hombres, en esta ocasión, cargaron con la esposa, hijos y hasta la suegra. Se imaginan, por ejemplo, a los que rescataron el fin de semana, casi 800 personas, entre mujeres, hombres y niños, hacinados en el fondo de cuatro camiones, con el riesgo de morir unos congelados y otros pasándola muy mal por las condiciones del viaje, por el que pagaron –se dice- alrededor de 50 mil pesos; cuando ya llevaban recorrida la mitad del camino los encontraron y “va pa’tras”, mermada la salud, habiendo quedado endeudados en sus países de origen, sin haber cambiado las causas por las que tuvieron que huir, además de sumar los maltratos de quienes los encuentran en el camino… ahora bien, los regresan ¿ a costa de quién? Los mexicanos pagamos el transporte a sus países de origen. No es mala la idea de cambiar las circunstancias de los países originarios con mayor inversión para mejorar las condiciones socioeconómicas, la pregunta es ¿qué originó esos desplazamientos masivos de migrantes, no solo centroamericanos sino africanos y de otras nacionalidades, quienes ya eligieron México como camino de entrada a los EEUU? ¿Habrá sido acaso la invitación de brazos abiertos que hiciera nuestro señor presidente? López Obrador, después de ganar las elecciones, se comprometió —sin medir las consecuencias y al margen de una estrategia— a dar visas de trabajo a los migrantes centroamericanos, esta oferta, populista más que humanitaria, se tradujo en un tsunami de indocumentados que favoreció principalmente a las pandillas y grupos del crimen organizado. Lo malo es que al menos el 40 por ciento de los paisanos no quiere extranjeros en nuestro territorio ¿las razones? Incremento de inseguridad, reducción de las oportunidades de empleo, gastos que le cuestan a México, ya que hay que mantenerlos mientras llegan a los EEUU. En fin, veremos y diremos.

Y lo peor no ha llegado

Al contestar a Trump, después de la amenaza de la aplicación de aranceles, AMLO en su carta expresó su admiración por un ex mandatario estadounidense “El presidente Roosevelt quien dijo en la misiva.: “fue un titán de las libertades”, Alguien que “proclamó los cuatro derechos fundamentales del hombre: el derecho a la libertad de palabra; el derecho a la libertad de culto; el derecho a vivir libre de temores y el derecho a vivir libre de miseria”. -¡ojala se aplicara eso en nuestro país- Aunado a lo anterior, al mandar a 6 mil miembros de la guardia nacional a resguardar la frontera sur, los habitantes de Chiapas, pensaron ¡será un buen negocio! ¡Podremos alquilar habitaciones y darles de comer! Pero… ¿tendrán los recursos suficientes para enfrentar sus gastos? Hablamos de 6 mil personas más, además de los migrantes que pasan sin ningún recato la frontera. Los están deteniendo, exigiéndoles que se registren y a la gran mayoría devolviéndolos a sus países. Los gringos –especialmente el grupo de xenófobos a los que quiere seguir halagando Trump, y nosotros, claro, que nos quedamos sin opciones y nos tiene bien puesta la bota en su cuello, pues no nos queda más que acatar los caprichos del experto en ventas de edificios, de modo que, antes de convertirnos en “tercer país seguro”, ya aceptamos que a los miles de migrantes que están esperando la solución a su solicitud de exilio en los Estados Unidos, hay que admitirlos en nuestro territorio, y proporcionarles techo comida y trabajo, además de salud, etc.. Inimaginables las penurias, miserias, vejaciones y sufrimiento que les cuesta a los miles de migrantes tratar de llegar al vecino país del norte, para que, llegados a nuestras manos, indefectiblemente haya que regresarlos a su país de origen, por órdenes del güero desabrido del norte, pero…

La inseguridad sigue rampante en Tlaxcala

Yo sé que, en Tlaxcala, como en cualquier estado o país, existen índices de inseguridad y delincuencia, aunque sean mínimos, solo que en nuestro estado cuando sucedía un crimen, ¡uffff qué novedad!, pero ahora las muertes violentas se han convertido en parte de nuestra cotidianidad. Por un lado, al parecer nos invaden delincuentes de estados vecinos y, por otro, debido a la masiva información recibida por los noticieros, ya estamos vacunados contra la impresión y rechazo que causa la barbarie de los crímenes cometidos por la delincuencia. Mientras no limpiemos juzgados, ministerios públicos, magistrados, policía judicial, etc., cualquiera de ellos que viva fuera de su estatus, debe verse sospechoso, el dinero no crece en árboles y si alguien tiene una casa fuera de su estatus económico, o tiene varios carros y manda a sus hijos a escuelas de colegiaturas millonarias, deberíamos preguntarnos ¿de dónde $$$$$$$? Debemos recordar que cuando el río suena agua lleva y que, si de alguien hay rumores, habrá que investigarlo, lo mismo a los anteriormente aludidos que a la policía judicial. En fin, Tlaxcala está llevando al cabo obras ampliamente pospuestas que se van a cristalizar en este gobierno, pero causa temor que se haya incrementado pavorosamente la inseguridad.

www.susana_fernandez2@yahoo.com.mx

www.deshojandoelcempaxuchil.com

jueves 18 de julio de 2019

DESHOJANDO EL CEMPAXÚCHIL

jueves 11 de julio de 2019

DESHOJANDO EL CEMPAXÚCHIL

jueves 04 de julio de 2019

DESHOJANDO EL CEMPAXÚCHIL

jueves 20 de junio de 2019

DESHOJANDO EL CEMPAXÚCHIL

jueves 13 de junio de 2019

DESHOJANDO EL CEMPASÚCHIL

jueves 06 de junio de 2019

Deshojando el cempaxúchil

jueves 30 de mayo de 2019

DESHOJANDO EL CEMPAXUCHIL

jueves 23 de mayo de 2019

DESHOJANDO EL CEMPAXUCHIL

jueves 16 de mayo de 2019

Deshojando el cempaxúchil

Cargar Más